Gobernador Abbott Dice Que Los Salones De Belleza y Las Barberías De Texas Pueden Reabrir El Viernes

May 6, 2020

Click here to read this story in English. 

Salones de belleza, barberías, salones de uñas y de bronceado pueden reabrir a partir del viernes, anunció el gobernador Greg Abbott. Gimnasios, fabricantes no esenciales y negocios que trabajan en edificios de oficinas podrán reabrir el 18 de mayo, con ciertas restricciones.
 

"Nuestra capacidad para demostrar que podemos coexistir con el COVID-19 depende de los esfuerzos en curso y de una buena higiene para seguir frenando la propagación", dijo durante una conferencia de prensa el martes.

La orden del gobernador fue la última de su enfoque gradual para reabrir la economía de Texas durante la pandemia del coronavirus. Su anuncio se produjo sólo cuatro días después de que comenzara la primera fase de reapertura.
 

Bajo la nueva orden de Abbott, sólo puede haber un cliente por estilista en cada salón y la gente que espera puede estar dentro sólo si pueden estar a 6 pies de distancia de los demás. Se prefieren los servicios con cita previa, dijo, y se recomienda encarecidamente a los clientes y estilistas que usen máscaras faciales.

Los gimnasios y las instalaciones deportivas que reabran deberán limitar su capacidad al 25%, y ciertas partes de las instalaciones -como los vestuarios y las duchas- deberán permanecer cerradas. Abbott dijo que el equipamiento debe ser desinfectado después de cada uso, y que los clientes deben usar guantes y mantenerse a 6 pies de distancia de los demás.
 

Los fabricantes no esenciales también tendrán que limitar su capacidad al 25%. Debe haber escalonamiento de la mano de obra, y los trabajadores tendrán que estar a 6 pies de distancia. Si no pueden estar tan separados, se deben usar otras medidas, como barreras de plexiglás entre los espacios de trabajo. 

Las empresas en edificios de oficinas pueden permitir cinco empleados en en sus instalaciones o el 25% del personal, lo que sea mayor. Se requerirá que los empleados mantengan la distancia social.

Abbott dijo que los negocios no están obligados a reabrir, sino que su nueva orden sólo les da luz verde para hacerlo. El gobernador dijo que la decisión de abrir estos negocios vino después de discutirlo con empresas locales, líderes de la industria y su equipo médico. El estado sigue trabajando para encontrar formas seguras para que los bares vuelvan a abrir, dijo.

Abbott indicó que sigue siendo importante que la gente mantenga prácticas de distanciamiento social. Después de todo, señaló, una cura o tratamiento para el COVID-19 no está disponible todavía. 

"Si los tejanos dejan de usar las estrategias de distanciamiento que han estado utilizando durante el mes pasado, causarán un aumento en la transmisión del COVID-19", advirtió. "Si eso sucede, podría llevar a algunos condados a tener que imponer normas más estrictas".

Durante la conferencia de prensa, el gobernador elogió la capacidad de Texas de evitar que los hospitales alcancen su máxima capacidad. Aunque más personas han dado positivo en las pruebas de COVID-19, dijo que la tasa de hospitalización se ha mantenido constante o en constante disminución. 

"Lo que eso nos dice es que Texas es totalmente capaz de manejar las necesidades de atención médica de todos los que contraen el COVID-19", dijo Abbott. "Nunca ha habido evidencia alguna de que Texas haya enfrentado o vaya a enfrentar los tipos de desafíos que hemos visto en lugares como Nueva York, Nueva Jersey, Nueva Orleans o algunos de estos otros lugares donde se luchaban por acumular los recursos necesarios para responder al COVID-19".

Durante una reunión de la Corte de Comisionados del Condado de Travis el martes, la Jueza saliente del Condado de Travis, Sarah Eckhardt, dijo que ella y el Alcalde de Austin, Steve Adler, aún planean extender la orden de quedarse en casa para el viernes. 

Eckhardt dijo que ella cree que el plan de la ciudad-condado se ajustará a la nueva orden de Abbott, pero que esperaba trabajar con los propietarios locales para reducir los riesgos en los negocios de alto contacto como los salones de belleza.
 

“Seguimos convencidos, al igual que el departamento de salud pública del Condado de Austin-Travis, de que “Stay Home, Work Safe” (Quédate en casa, Trabaja seguro) es nuestra estrategia más probada y efectiva para reducir la curva", dijo Eckhardt. "También seguimos comprometidos en trabajar con nuestra comunidad de negocios para encontrar estrategias adicionales para que podamos volver a levantar el comercio".

Adler respondió a la nueva orden de Abbott con una declaración el martes por la noche. Dijo que el gobernador debería haber esperado "las 3 o 4 semanas necesarias para contar el aumento de las infecciones y hospitalizaciones antes de aumentar el riesgo".
 

"Residentes de Austin: tomen decisiones personales sabias", pidió Adler. "Es peligroso para muchos considerar ir a un babero, a un salón de belleza o a un gimnasio. Es más peligroso para el barbero y el estilista y tú no puedes protegerlos lo suficiente. Ten presente que el Gobernador enfatiza en la distancia de 6 pies, en que no haya grupos más grandes que unos pocos fuera de su casa, y la necesidad de cubrirse la cara."

Esta noticia ha sido actualizada.

Andrew Weber contribuyó a este informe. 

¿Tiene un tip noticioso? Envíe un correo electrónico a Marisa Charpentier a mcharpentier@kut.org. También puede seguirla en Twitter en @marisacharp.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.