La Ciudad De Austin Declara Al Racismo Como Una Crisis De Salud Pública

Jul 29, 2020

Read this story in English.

Mientras el COVID-19 lleva a los hospitales a latinos y negros en Austin a un ritmo desproporcionado, el Concejo de la ciudad de Austin consideró este miércoles al racismo como una crisis de salud pública.

"Las soluciones vienen con una declaración clara y explícita del problema subyacente", dijo la concejal Natasha Harper-Madison a KUT después de la votación. "No se puede tomar ninguna acción con un plan. No tienes un plan si no declaras cuál es el problema".

La resolución, que fue aprobada por unanimidad, no incluye los detalles de financiación para hacer frente al racismo, pero ordena al gerente de Austin, Spencer Cronk, que trabaje con la ciudad en las políticas antirracistas.

Según el Pew Charitable Trusts, otros municipios y estados de Estados Unidos han reconocido públicamente el vínculo entre el racismo, las disparidades en materia de salud y la esperanza de vida, entre ellos Michigan, Ohio y la ciudad de Indianápolis.

En mayo, Salud Pública de Austin dijo que los latinos de Austin y del Condado de Travis constituían dos tercios de las hospitalizaciones de COVID-19, a pesar de que los latinos sólo representan aproximadamente un tercio de la población local. Casi el 11% de las personas hospitalizadas por COVID-19 en el centro de Texas son negras, según las últimas cifras de Salud Pública de Austin, a pesar de que la población total es de aproximadamente el 7%.

Harper-Madison dijo que la declaración también extiende la crisis de salud a la policía, donde los hombres negros tienen más del doble de probabilidades de ser asesinados por la policía que los hombres blancos.

"Esa es una crisis de salud pública", dijo Harper-Madison a KUT. "Eso realmente sólo fortalece los esfuerzos que estamos haciendo hacia una transformación absoluta, desde el principio, con nuestro departamento de policía".

Como parte del proceso de presupuesto anual, los miembros del concejo han empezado a hablar de recortar el dinero del departamento de policía de la ciudad.

Desde que cientos de residentes de Austin criticaron a la ciudad por proponer inicialmente una pequeña reducción en el presupuesto de la policía, algunos miembros del concejo han propuesto decenas de millones de dólares en recortes, aunque algunos de los cambios pueden no ser aprobados para este próximo presupuesto.

La resolución promulgada este miércoles pide a los líderes del estado que hagan la misma declaración conectando el racismo y sus consecuencias con la salud.

En 2010, los legisladores de Texas crearon una oficina estatal para abordar el racismo institucional, inicialmente llamada Centro para la Eliminación de la Desproporción y las Disparidades. El departamento, que más tarde pasó a llamarse Oficina de Estadísticas y Participación de Salud de las Minorías, cerró en 2018 cuando los líderes estatales decidieron dejar de financiarlo.

¿Tienes un tip noticioso? Envía un correo electrónico a Audrey McGlinchy a audrey@kut.org. También puedes seguirla en Twitter en @AKMcGlinchy.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación para apoyarlo. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.