Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Clínicas de CommUnityCare agotan sus recursos mientras la oleada de omicron limita el personal y aumenta la carga de pacientes

The CommUnityCare Health Center in Hornsby Bend is one of 27 CommUnityCare clinics in Central Texas.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
El Centro de Salud de CommUnityCare en Hornsby Bend es una de las 27 clínicas de CommUnityCare en el centro de Texas.

Read this story in English.

La última oleada de COVID-19 está causando problemas de personal entre los proveedores de atención sanitaria de Austin, que ya están cansados y abrumados por las oleadas anteriores.

Entre el 5% y el 6% del personal de CommUnityCare ha tenido que ausentarse porque ha tenido COVID o ha estado expuesto al virus en las últimas semanas, según el Dr. Nicholas Yagoda, director médico. CommUnityCare gestiona varias clínicas en el condado de Travis que proporcionan atención sanitaria a la población sin seguro de la región.

Aunque los síntomas pueden ser menos graves con la omicron que con las variantes anteriores, especialmente para las personas que están totalmente vacunadas, el gran volumen de casos está poniendo a prueba a los proveedores de atención sanitaria.

"Para una fuerza de trabajo que ya está agotada, [esta oleada de omicron] realmente continúa la afluencia de pacientes a un nivel muy alto, pero también impacta a nuestro personal mismo como miembros de la comunidad", dijo Yagoda. "Por tanto, estamos viendo que un mayor número de nuestro personal se pone enfermo".

Al mismo tiempo, la demanda de servicios ha aumentado. A medida que más personas enferman, más necesitan pruebas y orientación sobre cómo aislarse si dan positivo, y ahí es donde entran clínicas como CommUnityCare.

CommUnityCare es el mayor proveedor de servicios ambulatorios -o atención a pacientes externos- para las personas sin seguro o con seguro insuficiente de la región, dijo Yagoda. Estos centros de salud ofrecen atención primaria, así como otros servicios, y han estado ofreciendo pruebas de COVID-19 a los pacientes durante la pandemia. Sus pacientes son en su mayoría personas desfavorecidas socioeconómicamente y de color.

La combinación de personal limitado y el elevado volumen de pacientes ha obligado a CommUnityCare a estirar los recursos, como trasladar a los pacientes a otra clínica cuando un médico cae enfermo y emplear servicios de telesalud (consultas por videoconferencia) cuando se puede. Hasta ahora, durante esta oleada, ninguna de las clínicas de CommUnityCare ha tenido que cerrar, dijo Yagoda. Pero los miembros del personal están cansados y a menudo trabajan horas extras.

"Requiere mucha resistencia y creatividad para asegurar que nuestros pacientes no pierden acceso y, en su mayor parte, en este momento, hemos podido mantener el mismo nivel de acceso para nuestra comunidad, que también necesita mucho de nuestros recursos", dijo. "Es un equilibrio ajustado que tenemos que mantener".

Los casos de COVID-19 han aumentado en Austin en las últimas semanas, impulsados por la variante omicron altamente contagiosa. Las autoridades sanitarias dicen que esta variante representa ahora más del 80% de los casos en la zona de Austin y el condado de Travis. La tasa de positividad en el condado de Travis se elevó a un récord del 30% esta semana, lo que significa que alrededor de 1 de cada 3 pruebas administradas resultaron positivas.

Yagoda dijo que CommUnityCare está viendo más casos de avance ahora.

"Incluso entre los vacunados y los que están reforzados, estamos viendo algunas infecciones avanzadas, pero, de nuevo, esas son muy leves y son mucho más simples de manejar", dijo. "Son más bien como un resfriado común o una gripe. Sin embargo, los que aún no están vacunados tienden a estar mucho más enfermos".

Austin pasó a la etapa 5, el nivel más alto de las directrices de riesgo de COVID-19 de Austin Public Health, el jueves. En esta etapa, las personas totalmente vacunadas y reforzadas deben seguir llevando máscaras bien ajustadas cuando estén en público. Se desaconseja a las personas parcialmente vacunadas o no vacunadas, y a las que todavía necesitan refuerzos, que se reúnan fuera de sus casas y se les insta a vacunarse lo antes posible.

Aunque la variante omicron parece provocar síntomas menos graves que otras variantes, especialmente entre los vacunados, las autoridades sanitarias advierten que sigue hospitalizando y matando gente. Y un mayor número de casos conlleva más hospitalizaciones, lo que podría saturar los hospitales.

Además, las autoridades sanitarias temen que el aumento de las tasas de infección provoque escasez de personal en ámbitos críticos, como la atención sanitaria y las escuelas.

"No hemos sido testigos de los cambios de comportamiento necesarios para frenar el pico actual", dijo el jueves el Dr. Desmar Walkes, de la Autoridad Sanitaria del Condado de Austin-Travis. "Llegará un momento en que las escuelas y los negocios y centros comunitarios no podrán abrir sus puertas si no hacemos algo".

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content