Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

El calor extremo de junio se presenta como una prueba y una advertencia para la red eléctrica de Texas

Unidades de aire acondicionado en el tejado de un complejo de viviendas en Austin. Se espera que el calor de esta semana en Texas aumente el consumo de energía y ponga a prueba la resistencia de la red eléctrica del estado.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Unidades de aire acondicionado en el tejado de un complejo de viviendas en Austin. Se espera que el calor de esta semana en Texas aumente el consumo de energía y ponga a prueba la resistencia de la red eléctrica del estado.

Read this story in English

El clima pronosticado para gran parte de Texas esta semana se consideraría extremo en el mes de agosto... pero aún es primavera. El calor probablemente hará que el consumo de energía alcance nuevos picos máximos y pondrá a prueba la resistencia de la red eléctrica del estado antes de lo que se espera que sea un verano abrasador.

Las previsiones actuales indican que Dallas y Houston alcanzarán los 90 grados Fahrenheit todos los días de esta semana y se acercarán a los tres dígitos algunos días. Se espera que Austin alcance los tres dígitos todos los días y que llegue a los 104 grados el viernes. Se espera que San Antonio llegue a estar más caluroso incluso que Austin.

"Ver este tipo de temperaturas tan pronto en la temporada ... es definitivamente un motivo de preocupación", dijo Victor Murphy, un gerente de programa del Servicio Meteorológico Nacional. "No creo que veamos un verano como el que tuvimos en 2011 (el verano más caluroso registrado en Texas). Pero aún podríamos tener un verano muy cálido".

Se espera que Texas experimente el mayor calor el viernes, cuando las temperaturas medias de las cuatro ciudades más grandes del estado alcancen los 101 grados. Pero el operador de la red eléctrica del estado espera un récord de uso de energía desde el martes.

Si las ciudades más grandes de Texas "van a alcanzar todas los 100 grados al mismo tiempo, es realmente un indicador de cuándo la red va a estar en su punto máximo", dijo Joshua Rhodes, investigador asociado en el Grupo de Energía Webber en la Universidad de Texas en Austin, "porque la mayor parte de la demanda máxima en el verano es impulsada por el aire acondicionado”.

La alta demanda de energía es la mitad de una ecuación que, en el pasado, ha provocado apagones en la red eléctrica del estado. La otra mitad de la ecuación es el suministro insuficiente de energía.

Actualmente, el gestor de la red del estado, el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT, por sus siglas en inglés), espera que haya suficiente suministro de energía para satisfacer una demanda récord. ERCOT también dispone de medios para reducir la demanda sin necesidad de ordenar un apagón programado si fuera necesario.

Pero el hecho de que este calor llegue tan pronto en el año ha planteado preguntas sobre si la red eléctrica está preparada para meses de clima abrasador.

"Esta será la prueba para ver cómo transcurre el resto del verano", dijo Rhodes. "La red de Texas está construida para el verano... aunque hemos visto algunos problemas últimamente con muchos cortes forzados en las centrales eléctricas".

Rhodes dijo que si la red estatal gestiona el calor de esta semana sin incidentes, eso podría significar que está preparada para manejar olas de calor similares en los próximos meses.

Por otro lado, un tiempo tan abrasador a principios de año podría indicar que se avecinan días aún más calurosos.

"Lo que me asusta es lo que significa para agosto", dijo Doug Lewin, director general de la consultora Stoic Energy. "Si estamos [consumiendo] 77 gigavatios cuando estamos a punto de alcanzar los 100 grados en Dallas y Houston. ¿Qué significa eso si Dallas y Houston llegan a 105, 106, 107 grados?".

Dijo que ERCOT tiene que planificar para el cambio climático.

"No pueden seguir utilizando el pasado como método de predicción", dijo Lewin.

Related Content