Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Un grupo de Texas dice a los legisladores estatales: no tienen que eliminar las pruebas STAAR, pero por favor, cámbienlas

Gente parada atrás de una persona hablando tras un podio
Becky Fogel
/
KUT
La profesora de UT Austin Angela Valenzuela habla durante una conferencia de prensa afuera del Capitolio de Texas el Martes.

Read this story in English

Un grupo que aboga por la educación pública ah animado a los legisladores de Texas a repensar el papel que juegan los exámenes estandarizados estatales en la evaluación de los estudiantes y las escuelas.

"Es hora de poner fin al STAAR y al control que ejerce sobre nuestros profesores y escuelas," dijo Kelli Moulton, ex superintendente, en el Capitolio estatal este martes.

Moulton preside el Consejo de Evaluación y Rendición de Cuentas "Measure What Matters" (Midamos Lo Que Importa), un grupo no partidista de líderes educativos y políticos que la organización Raise Your Hand Texas (Alza Tu Mano Texas) formó el pasado invierno.

El consejo publicó este Martes un informe basado en los comentarios recogidos durante el último año de 15,600 personas acerca de las pruebas STAAR (State of Texas Assessments of Academic Readiness o Evaluaciones de Preparación Académica del Estado de Texas). Más de 4,700 de quienes compartieron sus opiniones eran padres y familiares; otros 6,800 eran profesores.

Las recomendaciones del informe pueden dividirse en dos categorías: cómo cambiar el examen STAAR y cómo cambiar el papel que desempeña en la evaluación de los distritos escolares y los campus. Raise Your Hand Texas espera que el informe proporcione una hoja de ruta para los legisladores del estado en la próxima sesión legislativa.

En lo que respecta a la prueba en sí, el grupo dice que los estudiantes no deberían estar obligados a pasar los exámenes STAAR de fin de curso para graduarse de la preparatoria. Sostiene que las pruebas STAAR deben ser sólo una de las diferentes formas de medir el rendimiento académico y si los estudiantes están listos para pasar al siguiente grado o graduarse.

Moulton dijo que los resultados de las pruebas son sólo un dato.

"No cuentan una historia," ella dijo. "Lo que hace es dar pruebas para mirar más allá, para personalizar una instrucción para los estudiantes para que puedan seguir alcanzando logros."

Otro miembro del consejo, Angela Valenzuela, estuvo de acuerdo en que las pruebas STAAR no evalúan con precisión las capacidades de los estudiantes, añadiendo que la naturaleza de los exámenes de alto nivel pone mucha presión sobre ellos.

"Hay todas estas historias de niños en el día de la prueba que vomitan en sus exámenes y niños con ataques de ansiedad. Y realmente refleja una prioridad equivocada," ella dijo Valenzuela, profesor del Departamento de Liderazgo y Política Educativa de la Universidad de Texas en Austin.

Otra de las recomendaciones del informe es reducir el número de exámenes STAAR que los alumnos deben tomar para alinearse con la ley federal Every Student Succeeds Act (La Ley para el Éxito de Todos los Estudiantes), o ESSA por sus siglas en inglés. Un par de exámenes, incluyendo la prueba STAAR de estudios sociales de octavo grado y el examen de fin de curso de historia de Estados Unidos, no son requeridos por la ley federal. Raise Your Hand Texas también señala que ESSA no requiere la aprobación de un examen estandarizado estatal para ser utilizado como un requisito de graduación.

Screen Shot 2022-10-25 at 4.26.50 PM.png
Raise Your Hand Texas

El grupo está pidiendo una evaluación independiente de STAAR para determinar si las pruebas son legibles, válidas y culturalmente apropiadas. En teoría, dijo Valenzuela, se supone que las pruebas deben distinguir entre los alumnos de alto y bajo rendimiento.

"Pero lo que sabemos por la psicometría – la forma en que se desarrollan las pruebas – es que discriminan sistemáticamente en función de la raza y la clase," ella dijo. "Por eso, nunca debemos utilizar un examen realizado en un día al año como métrica para saber si un estudiante es capaz o no."

Valenzuela dijo que Texas necesita cambiar el rumbo y evaluar a los estudiantes de una manera más holística.

"No estamos haciendo cosas que sabemos que realmente abordarán los problemas de equidad. No vamos a probar nuestro camino hacia la equidad," ella dijo. "Si ese fuera el caso, ya habría ocurrido."

Los exámenes STAAR no sólo se utilizan para determinar si los estudiantes pueden graduarse de la preparatoria, sino que los resultados también juegan un papel importante en la forma en que el estado evalúa los distritos escolares y los campus. La Agencia de Educación de Texas desplegó por primera vez las ya conocidas calificaciones A-F durante el año escolar 2017-2018. Inicialmente, las calificaciones se utilizaron solo para calificar los distritos. Pero, al año siguiente, tanto los distritos como los campus obtuvieron calificaciones A-F.

Todo eso cambió con el inicio de la pandemia del COVID durante el año escolar 2019-2020. Las pruebas STAAR fueron canceladas y el estado no emitió calificaciones de responsabilidad escolar. Los distritos comenzaron a recibir calificaciones nuevamente durante el año académico 2021-2022. Todavía, cualquier distrito o escuela que recibió una calificación inferior a "C" fue catalogada como "no calificada."

Aunque Raise Your Hand Texas no sugiere que el estado abandone el sistema de calificación A-F por completo, ha propuesto cambios en el sistema de evaluación. Principalmente, el grupo quiere que los distritos escolares y los campus sean evaluados en indicadores más allá de los resultados de las pruebas STAAR. Los nuevos indicadores para los estudiantes de preescolar a 12º grado podrían incluir la asistencia, el acceso a las actividades extracurriculares, el ambiente escolar y las estrategias documentadas de retención de maestros.

Moulton esbozó otro cambio que el grupo quiere ver.

"Limitar la naturaleza de alto nivel de STAAR restringiendo su peso en las calificaciones de evaluación escolar a no más del 50%," ella dijo.

Raise Your Hand Texas también quiere que la Agencia de Educación de Texas elabore un informe sobre sistemas alternativos de calificación que podrían responder mejor a las comunidades locales. El grupo dijo que cinco estados – Connecticut, Arkansas, Illinois, Maryland y Nebraska – podrían servir de modelo. En cada uno de estos estados, los sistemas de evaluación y rendición de cuentas tienen presente una serie de factores para evaluar el rendimiento de los estudiantes y de las escuelas.

Los legisladores estatales han intentado anteriormente realizar varios de los cambios propuestos por Raise Your Hand Texas. Durante la última sesión legislativa de 2021, un proyecto de ley bipartidista que habría reducido las pruebas STAAR fue aprobado con un apoyo abrumador en la Cámara de Texas antes de morir en el Senado estatal. El proyecto de ley 764 de la Cámara de Representantes habría eliminado los exámenes no requeridos por la ley federal. También habría permitido a los distritos reemplazar los exámenes de fin de curso STAAR con pruebas como el ACT (American College Testing) o el SAT (Scholastic Aptitude Test) para cumplir con los requisitos federales de pruebas para los estudiantes de preparatoria. Los miembros de la Cámara de Texas aprobaron ese proyecto de ley por 136 a 6.

Si bien la Legislatura de Texas no aprobó ese proyecto de ley, ha aprobado otros en los últimos años. Los legisladores estatales aprobaron una legislación en 2019 que pedía un rediseño de la prueba STAAR. La Agencia de Educación de Texas está utilizando la prueba actualizada durante el año escolar 2022-2023. Otro proyecto de ley que los legisladores aprobaron en 2021 requiere que las pruebas STAAR se administren en línea para este año escolar.

La Legislatura volverá a reunirse en Enero.

*Raise Your Hand Texas ha sido patrocinador de KUT.

Traducido por Maria Arce

Becky Fogel is the education reporter at KUT. Got a tip? Email her at rfogel@kut.org. Follow her on Twitter @beckyfogel.
Related Content