Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español
La semana del 14 de febrero, el centro de Texas experimentó un clima invernal histórico que incluyó varios días bajo temperaturas bajo cero. El aguanieve siguió a la nieve y a la lluvia helada, lo que provocó una avería en la red eléctrica y cortes de luz generalizados. Los depósitos de agua se agotaron, dejando a miles de residentes sin servicio durante días.

Auditores dicen que la Ciudad de Austin no estaba preparada para manejar la tormenta invernal de febrero

Pedestrians walk over ice and snow accumulated in the Travis Heights neighborhood on Feb. 15 during the winter storm.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Personas caminando sobre hielo y nieve en el vecindario de Travis Heights el 15 de febrero durante la tormenta invernal.

Read this story in English.

Debido a que la ciudad de Austin no le dio prioridad a la preparación para emergencias, su respuesta la helada mortal ocurrida a principios de este año fue ineficiente y caótica, según reveló un nuevo informe publicado por la Oficina del Auditor de la Ciudad el lunes. El informe será expuesto en la reunión del consejo de la ciudad el miércoles.

“Si bien fue una tormenta sin precedentes, la falta de preparación por parte de la ciudad para responder a la tormenta invernal Uri causó una reacción ineficaz y desorganizada”, escribieron los auditores.

En el informe, los auditores reconocen que otras ciudades principales de Texas no estaban preparadas para la tormenta de febrero y que la ciudad de Austin no tenía control sobre los recortes de electricidad solicitados por el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (o ERCOT por sus siglas en inglés).

No obstante, la autoría señala múltiples decisiones que la ciudad de Austin pudo haber tomado antes y durante la tormenta invernal que pudieron haber resultado en mejores resultados para los residentes de la ciudad. Aproximadamente 220,000 clientes de Austin Energy se quedaron sin electricidad y, según una agencia estatal, 28 personas en el condado de Travis murieron como resultado del congelamiento de febrero, un saldo mortal más alto que el de los condados de Dallas, Tarrant y Bexar.

Exhibit 2 Storm Deaths.png
Oficina del Auditor de la Ciudad de Austin
Este gráfico compara las muertes relacionadas a la tormenta y el tamaño poblacional de los condados más grandes de Texas.

Los auditores señalan que antes de la llegada de la tormenta, la ciudad redactó un plan de respuesta ante desastres, pero sus autores no habían anticipado la magnitud de la tormenta invernal.

“El plan identificó la posible gravedad como ‘limitada’, es decir, un evento de corta duración sin saldo mortal y con interrupciones limitadas de las instalaciones críticas y los servicios de la ciudad, como la electricidad y el agua”, escribieron los auditores.

No poder predecir una tormenta de tal magnitud significó que la ciudad de Austin no estaba lo suficientemente preparada para recibirla. El personal de la ciudad le comunicó a los auditores que carecían de ciertos suministros para capear las carreteras nevadas, como cadenas para neumáticos y quitanieves. (Según el Auditor de la Ciudad, Austin aún no posee un quitanieves).

Artículos como catres y mantas, que la ciudad podría haber utilizado en refugios que instaló para que la gente se calentara, se habían almacenado en un lugar de difícil acceso debido a las condiciones de las carreteras, dijeron los auditores.

Los auditores también redactaron que la ciudad de Austin realizó un trabajo bastante deficiente en cuanto a su comunicación con el público sobre la tormenta, los cortes de energía y la pérdida de agua potable. La ciudad falló especialmente en proporcionar toda esta información en otros idiomas.

Por ejemplo, los angloparlantes que se habían inscrito en Warn Central Texas, un sistema de alerta que envía a los residentes mensajes de texto sobre emergencias locales, recibieron información sobre la tormenta invernal el 11 de febrero. Pero los hispanohablantes recibieron el primer mensaje de texto sobre la tormenta el 15 de febrero, cuatro días después.

A timeline shows English and Spanish communication from the city about Winter Storm Uri
Oficina del Auditor de la Ciudad de Austin
Un cronograma muestra cuándo se enviaron las comunicaciones en inglés y español sobre la tormenta invernal Uri.

“De acuerdo con la Política de Acceso a Idiomas de la Ciudad, todos los mensajes de emergencia enviados a través de un sistema de alerta pública, como Warn Central Texas, deben enviarse en español y se deben hacer esfuerzos razonables para enviar los mensajes en idiomas adicionales”, escribieron los auditores. “Sin embargo, la ciudad no envió todos los mensajes enviados a través de Warn Central Texas en español y los mensajes no fueron enviados a través de Warn Central Texas en otros idiomas”.

En última instancia, redactaron los auditores, la mala planificación de la ciudad causó que las personas más vulnerables a los impactos de la tormenta, como las personas sin hogar, sufrieran más. Los auditores también señalaron que la ciudad debería hacer un mejor trabajo construyendo relaciones con grupos comunitarios con redes sociales más amplias en tiempos de crisis.

“Además, la falta de acuerdos formales y asociaciones estratégicas con organizaciones comunitarias legítimas aumenta el riesgo de que los recursos disponibles se desvíen o no se maximicen en tiempos de desastre”, escribieron los auditores.

El departamento de manejo de emergencias de la ciudad dijo que estaba de acuerdo con muchas de las críticas y recomendaciones de los auditores. Pero en su respuesta, que se adjuntó a la auditoría, los gerentes del departamento comunicaron que ninguna capacitación en desastres podría haber preparado a sus equipos para lo que sucedió en febrero.

“La combinación de temperaturas bajo cero durante una semana, dos tormentas de hielo que paralizaron el sistema de transporte y aislaron efectivamente a las comunidad entre sí durante días, el casi colapso de la red eléctrica estatal, avisos de hervir el agua para la mayoría de los texanos, todo durante el apogeo de una pandemia de 100 años y antes de que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles es un evento de una complejidad tan enorme que ningún sistema de capacitación hubiera anticipado razonablemente”, escribieron los gerentes del Departamento de Seguridad Interna y Manejo de Emergencias de Austin.

Los auditores dijeron que escribirán un segundo informe centrado en cómo la ciudad manejó los refugios durante la helada invernal.

¿Tienes un tip noticioso que quieras compartir? Envíale un correo electrónico a la autora de esta nota, Audrey McGlinchy. También puedes seguirla en Twitter en @AKMcGlinchy

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Carola Guerrero De León. 

Related Content