Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Carros de alquiler abandonados y colas de TSA que se salen por la puerta. ¿Qué está pasando en el aeropuerto de Austin?

TSA screening lines out the door this morning at Austin-Bergstrom International Airport
Jason Beville
Las colas para el control de TSA se salían por la puerta el lunes por la mañana en el Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom. Jason Beville, un antiguo residente de Austin que tomó esta foto, dijo que era "bastante estresante". A duras penas consiguió llegar a su vuelo.

Read this story in English.

Cuando Carmen Ortiz llegó al Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom (ABIA) el lunes por la mañana, dos horas antes de la salida de su vuelo como se le había recomendado, la cola para pasar el control de seguridad se extendía por la terminal Barbara Jordan, fuera del edificio y de nuevo a lo largo de toda la terminal.

"Nunca había tenido que esperar en una cola de seguridad fuera del aeropuerto", dijo Ortiz. "Todo el mundo que llegaba al aeropuerto estaba impresionado".

Antes de que saliera el sol, la espera para el control de TSA se había extendido a más de 90 minutos, más del triple de lo que la Administración de Seguridad del Transporte considera "normal".

A pesar de que la TSA dice que todas sus vías de control estaban abiertas, incluidas tres nuevas añadidas a finales del año pasado, los controladores se vieron abrumados por más de 8,252 pasajeros antes de las 8 de la mañana, unos 1,600 más de lo normal.

La TSA dice que recientemente trajo personal extra de otros aeropuertos para ayudar en ABIA, pero la agencia sigue luchando para contratar suficientes empleados en Austin, incluso con bonos de contratación de hasta 2,000 dólares.

A Delta Air Lines flight departs from Austin-Bergstrom International Airport
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Un vuelo de Delta Air Lines sale del Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom.

El lunes por la mañana, que ya es uno de los momentos de mayor actividad en el aeropuerto, fue aún más agitado hoy por la afluencia de personas que volvían a casa después de tres importantes acontecimientos deportivos celebrados el fin de semana: la competición de atletismo Texas Relays en la Universidad de Austin, la carrera de NASCAR en el Circuito de las Américas y el Campeonato Mundial de Golf-Dell Technologies Match Play en el Austin Country Club.

La cola era tan larga que Southwest Airlines ya había empezado a reservar vuelos para algunos pasajeros que aún tenían una hora antes de que embarcaran sus vuelos. Ortiz cambió su salida para más tarde en la mañana.

"Mucha gente de fuera de la ciudad se preguntaba: '¿Es esto normal? ¿Así es el aeropuerto siempre?", dijo por teléfono mientras esperaba su nuevo vuelo.

No es normal, pero este tipo de atascos a primera hora de la mañana son cada vez más frecuentes en ABIA. Las compañías aéreas están añadiendo vuelos desde y hacia Austin más rápidamente que en cualquier otro aeropuerto de tamaño mediano de Estados Unidos, según las autoridades. Esto incluye el vuelo inaugural de esta tarde de KLM Royal Dutch Airlines de Austin a Ámsterdam.

La ampliación del aeropuerto, de 4.000 millones de dólares, iniciada el año pasado para responder al vertiginoso crecimiento, tardará años en llevarse a cabo.

La indicación más clara de que este tipo de cuellos de botella continuarán proviene de los propios funcionarios del aeropuerto. Esperan batir el récord de 20 millones de pasajeros este año en unas instalaciones construidas para 15 millones.

Estas multitudes sin precedentes ya están poniendo a prueba la infraestructura del aeropuerto de nuevas maneras. La gente que intentaba dejar sus coches de alquiler esta mañana se encontró con una angustiosa sorpresa: Los carriles que conducen a las instalaciones de alquiler de coches del aeropuerto estaban bloqueados por colas de vehículos de alquiler abandonados.

Abandoned rental cars on the lanes leading to the airport's rental car facility
Kelly Nagel
La gente abandonó los carros de alquiler en los carriles que llevan a las instalaciones de alquiler de autos del aeropuerto el lunes por la mañana. La viajera Kelly Nagel dijo que tomó esta foto alrededor de las 6:30 a.m.

"Era como un apocalipsis", dijo Jeff Gluck, un reportero deportivo que estaba de visita desde Denver para la carrera de NASCAR. "Todos los carros estaban en la carretera vacíos".

Mientras Gluck esperaba en su carro de alquiler preguntándose qué hacer, llegaron más personas que intentaban devolver sus vehículos, atrapándolo.

Según el personal del aeropuerto, todo empezó cuando un auto de alquiler se paró en la acera de entrega, deteniendo la devolución de los vehículos. El personal dijo a los clientes que podían ir a coger sus vuelos si dejaban las llaves en el coche. Eso provocó una reacción en cadena, ya que más personas que se enfrentaban a la posibilidad de perder un vuelo vieron a otras que dejaban sus vehículos de alquiler.

"La gente tocaba el claxon", dijo Gluck. "Nadie podía mover sus carros, así que simplemente dejé mi carro con todos los demás y estaba como, 'Sólo espero que lo registren eventualmente'".

Gluck dijo que a duras penas logró tomar su vuelo de regreso a Denver. Cuando aterrizó, recibió un correo electrónico diciendo que su vehículo había sido devuelto.

Los pasajeros no son los únicos que se sienten presionados. A veces, las compañías aéreas se ven obligadas a hacer frente a la insuficiente infraestructura aeroportuaria.

Con 282 vuelos programados para hoy, ABIA está advirtiendo a las aerolíneas de una posible escasez de combustible en el aeropuerto. Por ello, se ha aconsejado a los aviones que "carguen" combustible para aviones, es decir, que vuelen con más combustible del que normalmente lo harían.

El aeropuerto puede almacenar entre 1 y 3 días de combustible, dependiendo de la carga de trabajo. Los funcionarios han dicho que un aeropuerto de tamaño similar tendría un suministro de combustible para 5-7 días.

Una parte de la ampliación multimillonaria prevista en el aeropuerto incluye la construcción de una nueva instalación de almacenamiento que podría almacenar hasta 6 millones de galones de combustible para aviones. Pero el plan se ha enfrentado a la oposición de los residentes cercanos, preocupados por dormir a menos de 500 pies del parque de tanques.

This illustration of the jet fuel tank farm shows two 1.5 million gallon storage tanks, but the site is being constructed to accomodate up to four such tanks.
Burns & McDonnell
/
City Of Austin
Esta ilustración del parque de tanques de combustible para aviones muestra dos tanques de almacenamiento de 1,5 millones de galones, pero el sitio se está construyendo para acomodar hasta cuatro tanques de este tipo.

La concejal de Austin Vanessa Fuentes, cuyo distrito incluye el aeropuerto, está pidiendo a sus colegas del Concejo de la Ciudad que obliguen al personal del aeropuerto a elegir una nueva ubicación para el parque de tanques. Los responsables del aeropuerto han dicho que el emplazamiento cerca de McCall Lane es el único que se ajusta a sus planes de expansión a largo plazo.

Con el aeropuerto cada vez bajo más presión por el rápido crecimiento económico de Austin, algunos viajeros siguen encontrando formas de sortear las multitudes.

Kelly Nagel, una estudiante de doctorado de la Universidad de Penn State originaria de Waco, fue una de las personas a las que no les quedó más remedio que abandonar sus coches de alquiler esta mañana.

Pero Nagel dice que pudo saltarse la "impactante" cola de seguridad para salir por la puerta utilizando TSA PreCheck, que ofrece una cola de seguridad separada para los pasajeros que se someten a la toma de huellas dactilares y a una comprobación de antecedentes. TSA PreCheck suele costar 85 dólares y tiene cinco años de vigencia. Ella pasó en cinco minutos.

"Pasamos y dijimos: 'Son los mejores 85 dólares que hemos gastado'", dijo Nagel. "Acabamos teniendo mucha suerte, pero aun así fue desconcertante".

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content