Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

El programa de Austin para vender viviendas a los afectados por la gentrificación tiene un comienzo lento

A blue house
Patricia Lim
/
KUT
La primera vivienda que la ciudad está vendiendo -una de tres cuartos en la calle Linden, en el este de Austin- saldrá por cerca de la mitad del precio promedio de venta de la ciudad que es de $555,000.

Read this story in English

La ciudad de Austin aún no ha vendido ninguna de las dos docenas de viviendas que empezó a comercializar hace seis meses a familias de bajos ingresos afectadas por el desplazamiento y la invasión de riqueza a los barrios.

Este es el primer intento de la ciudad de utilizar su tan anunciada "política de preferencia", aprobada por los miembros del consejo de la ciudad en 2018. Políticas como esta -también conocidas como políticas de "derecho a devolución"- han sido adoptadas en otras ciudades, como en Portland,Oregon. 

Los solicitantes necesitan demostrar que ganan menos que el hogar típico de Austin: no más de $70,600 al año para un hogar de dos personas, según los números establecidos por el gobierno federal.

Aunque la ciudad está vendiendo estas 24 casas a una fracción de lo que se venderían en el mercado de la vivienda tradicional, un gerente del programa con el Departamento de Vivienda y Planificación de la ciudad dijo a KUT que los solicitantes han tenido dificultades para calificar para las hipotecas.

"Por lo general, es la falta de crédito, crédito pobre o la falta de activos o su relación deuda-ingreso", dijo Chanda Gaither.

Los tipos de intereses hipotecarios también se han duplicado en el último año, lo que hace más difícil que la gente pueda permitirse comprar una casa. Eso ha añadido otro obstáculo, dijo Gaither, pero no es el centro del problema.

"Cuando los tipos de interés suben, se hace más difícil. Pero la falta de activos y, a veces, la falta de crédito -quizás no tengan mal crédito, pero sí falta de crédito- son factores que siempre están ahí", dijo.

Gaither dijo que la ciudad está pidiendo a las personas que de otra manera califican para el programa que tomen cursos sobre compra de viviendas con la esperanza de que puedan calificar para las hipotecas pronto. Dijo que espera tener a alguien bajo contrato para la primera casa el próximo mes.

Esa casa -una de tres dormitorios en la calle Linden en el este de Austin- se irá por $221,000, muy lejos del precio promedio de venta de la ciudad que es de unos $555,000. La ciudad puede vender estas viviendas por mucho menos porque las gestiona como fideicomisos de tierras comunitarias, un modelo en el que el comprador es propietario de la casa pero no del terreno en el que se asienta.

Los solicitantes tendrán prioridad si pueden demostrar que han vivido o vivían en un barrio en vías de gentrificación o que han sido desplazados por una catástrofe natural o una acción gubernamental, como la expropiación por parte del estado.

"Lo que tratamos de hacer es poner a disposición de las personas que son parte vital de nuestra ciudadanía -trabajan en la ciudad, [sus] hijos van a la escuela en la ciudad- una oportunidad de ser propietarios si así lo desean", dijo Gaither.

Una vez que la ciudad venda esta primera vivienda, comenzará a poner a disposición las 23 restantes. Aunque Gaither esperaba abrir las solicitudes para todas las viviendas el próximo verano, dijo que no cree que sea probable.

Traducido por Maria Arce

Audrey McGlinchy is KUT's housing reporter. Got a tip? Email her at audrey@kut.org. Follow her on Twitter @AKMcGlinchy.
Related Content