Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

El ISD de Austin tiene un nuevo plan de estudios de educación sexual. Los educadores esperan que reduzca el estigma y la vergüenza.

An illustration of a classroom with kids of looking at a blackboard that says "health class" and shows stick figures of how different dating and friendship scenarios could look like.
Gabby Rodriguez
/
KUT
Las nuevas clases de educación sexual que el ISD de Austin introdujo este otoño comienzan en el jardín de niños y se extienden hasta la preparatoria. Pero no todos los estudiantes participarán. Los padres y tutores deben aprobar que sus hijos participen en las clases.

Read this story in English

Cuando Stephanie Hebert fue a la secundaria y la preparatoria a finales de 1980 y principios de 1990, dijo que la educación sexual era prácticamente inexistente.

"Puede que tuviéramos algunas conversaciones en los vestidores del gimnasio sobre la menstruación, supongo, pero creo que eso ocurría incluso en la preparatoria, lo que ya es demasiado tarde", afirma.

Ahora, como especialista en planes de estudios de educación para la salud en el Distrito Escolar Independiente (ISD, por sus siglas en inglés) de Austin, Hebert ayuda a garantizar que los alumnos reciban lecciones de sexualidad humana y responsabilidad adecuadas a su edad desde el jardín de infancia hasta la preparatoria. Es la autora principal de 65 nuevas lecciones que el distrito puso en marcha en noviembre y diciembre.

La junta escolar del ISD de Austin aprobó las nuevas clases en junio de 2022, varios años después de que el personal del distrito comenzó a trabajar en su actualización.

Hebert dijo que si bien el nuevo plan de estudios tiene información similar a los anteriores, es mucho más completo y refleja los valores del distrito. También se actualizó para cumplir con las nuevas normas de educación para la salud que la Junta de Educación del Estado de Texas aprobó en 2020.

Ahora, por ejemplo, el estado requiere que se incluya mucha más información sobre la seguridad en línea.

"Aumentó la cantidad de conversaciones en torno a cosas como el tráfico sexual, los depredadores en línea y la seguridad en torno a ese tipo de cosas", dijo.

Las nuevas lecciones, dependiendo del nivel de grado, también contienen más información sobre la prevención del abuso infantil, la violencia familiar y la violencia en el noviazgo.

Hebert dijo que otro cambio que el distrito decidió fue utilizar un lenguaje inclusivo de género, porque la educación sexual se ha centrado históricamente en los estudiantes cisgénero, lo que puede alienar a los estudiantes transgénero o no binarios. Algunos conceptos, como la pubertad y la reproducción, también se introducen en cursos anteriores.

Hebert dijo que el distrito es uno de los únicos que conoce en EE.UU. que adapta las lecciones a los diferentes grados.

"Tener un plan de estudios específico para cada curso es, sin duda, diferente de la mayoría de los planes de estudios que existen", afirma.

Otro cambio significativo este año escolar es que los estudiantes no pueden participar en cursos de educación sexual a menos que sus padres o tutores opten por ellos, debido a una nueva ley que la Legislatura de Texas aprobó en el 2021.

Para algunos estudiantes del ISD de Austin, esta también podría ser la primera vez que toman cursos de educación sexual. El AISD no ofreció el plan de estudios de sexualidad humana y responsabilidad a ningún grado en la primavera del 2020 porque el distrito todavía estaba probando el aprendizaje remoto durante la pandemia. Los planes para lanzar las lecciones K-8 también fueron puestos en suspenso en 2021 porque el plan de estudios tuvo que ser actualizado para cumplir con las normas estatales. Los estudiantes de preparatoria, sin embargo, sí recibieron clases el año pasado porque el contenido estaba alineado con los estándares existentes.

Todas las lecciones están disponibles gratuitamente en línea.

Lo que aprenden los alumnos

La mayoría de los cursos empiezan hablando del cuerpo, incluyendo el aprendizaje de los términos anatómicos apropiados para las partes del cuerpo.

Screen Shot 2 of Kindergarten Lesson 12.06.38 AM.png
Austin ISD
Diagrama de las partes del cuerpo que se mostrará a los alumnos de preescolar cuyas familias opten por el nuevo plan de estudios de educación sexual del distrito.

"Cuando presentemos las partes del cuerpo a los alumnos de primaria, hablaremos de la vulva y el pene", explica Hebert. "En su mayor parte, esas son las dos piezas reproductivas para la primaria temprana".

Nombrar las partes del cuerpo es uno de los principales temas que se enseñan desde preescolar hasta segundo grado de primaria. Otro es el aprendizaje sobre la seguridad, el derecho a decidir si otra persona los toca y la diferencia entre sentirse cómodo e incómodo.

"No podemos hablar de 'si te sientes incómodo con algo, ve a decírselo a un adulto de confianza' si no hablamos realmente de lo que significa sentirse incómodo", afirma Hebert.

Los alumnos aprenden, por ejemplo, que si se sienten incómodos pueden sentir miedo, asco o náuseas.

Screen Shot of Kindergarten Lesson at 12.05.28 AM.png
Austin ISD
Este gráfico de las lecciones de Sexualidad Humana y Responsabilidad del ISD de Austin para alumnos de preescolar pretende ayudar a los niños a entender la diferencia entre sentirse cómodo e incómodo.

Hebert dijo que el concepto de reproducción también se introduce a los alumnos de primer y segundo grado, pero el enfoque está en la biología.

"No entra en las relaciones, no entra en cómo se hace", dijo. "Es sólo algo así como: 'Esto es lo que hace crecer a un bebé'".

La pubertad es el tema principal de las lecciones para los estudiantes de tercero a quinto grado. Hebert dijo que el objetivo es introducir a los estudiantes a los cambios que van a experimentar justo antes de que empiece a suceder. Los alumnos de quinto grado también empiezan a aprender sobre las relaciones por primera vez.

"Nuestro plan de estudios lo hace a través de hablar de cuando te gusta alguien porque eso es realmente común en los campus de las escuelas primarias, tener enamoramientos", dijo. "Y cómo respondes a eso y cómo interactúas con amigos o compañeros de clase que pueden estar expresando su idea en torno a los enamoramientos".

El plan de estudios para los alumnos de secundaria, al igual que el de primaria, hace hincapié en la seguridad, especialmente en Internet. También aborda, entre otras cosas, las citas y el abuso.

"También es donde empezamos a introducir los conceptos de métodos anticonceptivos e [infecciones de transmisión sexual] y prevención de ITS e ideas al respecto", explica.

Mientras que las lecciones de educación sexual desde el jardín de infantes hasta el octavo grado se imparten en la clase de ciencias, los estudiantes de secundaria las toman en las clases de salud.

Hebert dijo que los temas se basan en lo que los estudiantes aprenden en la escuela media, como la seguridad en línea, las relaciones y la anatomía reproductiva. Añadió que los alumnos de secundaria también aprenden cómo acceder a la información en línea, así como a los recursos de la comunidad.

"Cosas que son de un nivel de pensamiento un poco más alto a pesar de que los temas son muy similares", dijo.

Un plan de estudios más inclusivo

El plan de estudios de sexualidad humana del ISD de Austin cumple con las normas estatales, pero debido a que fue desarrollado internamente, también refleja los valores del distrito. Uno de esos valores, según Hebert, es la inclusión.

"Nuestro distrito apoya decididamente a todos los estudiantes que están en nuestras escuelas y a las familias que están en nuestras comunidades, y eso significa que tenemos que tener un lenguaje que incluya a todas nuestras familias", dijo.

Por ejemplo, cuando los alumnos aprenden sobre la vulva, no lo hacen como vulva femenina.

"Decimos que normalmente se trata de una mujer que tiene vulva, pero no siempre, porque intentamos ser conscientes de que en la mayoría de nuestros campus probablemente haya estudiantes transgénero o no binarios", explicó.

Utilizar un lenguaje más inclusivo fue un cambio bienvenido por Addison, estudiante de tercer año en LASA High School, que se identifica con un género no binario.

"Como estudiante LGBTQIA+, agradecí mucho el lenguaje inclusivo", dijo.

Addison representó a los estudiantes en el Consejo Asesor de Salud Escolar del AISD y fue quien revisó y proporcionó información sobre las lecciones de educación sexual.

"El nuevo plan de estudios está diseñado con la educación y la seguridad en mente y todavía se centra en la abstinencia como el método preferido", dijo. "Pero todavía proporciona a los estudiantes la información con el fin de tomar las mejores decisiones para las relaciones y mantenerse seguro".

Otro cambio que Addison se alegró de ver es que los estudiantes ya no están divididos por género para las lecciones. En su lugar, todos aprenden juntos. Addison recuerda cómo era cuando las clases se dividían mientras estaban en cuarto y quinto grado.

"Fue muy incómodo, especialmente una vez que entramos en la secundaria donde sólo lo hicieron con todo el mundo, y fue una transición tan extraña porque habíamos estado tan acostumbrados a hacerlo aislados que realmente no sabíamos mucho sobre el otro género", dijo.

Addison dio su testimonio ante la junta escolar del ISD de Austin en 2019, cuando los síndicos estaban considerando por primera vez cambios en el plan de estudios de educación sexual. Más de 100 personas se inscribieron para hablar. Mientras que muchos oradores expresaron su apoyo al lenguaje inclusivo de género, otros lo condenaron como confuso, no científico e ideológico.

Hebert dijo que recibe preguntas sobre el lenguaje inclusivo de género sobre el plan de estudios.

"Ese cambio de lenguaje bastó para despistar un poco a la gente. No estamos introduciendo la identidad de género para decir: 'Puedes elegir tu género'", dijo. "Sólo decimos que éstas son las partes del cuerpo... y no lo asociamos explícitamente con un género".

Se requiere la aprobación de los padres

Si bien hubo una ferviente oposición en 2019, Hebert dijo que eso prácticamente se ha calmado. Ella cree que mucho de eso tiene que ver con una ley estatal que la Legislatura de Texas aprobó en el 2021 que requiere que los padres y tutores opten por qué los niños reciban educación sexual. Aquellos que no opten recibirán una lección alternativa.

"Creo que eso ha hecho que la gente se sienta más cómoda", dijo. "También ha hecho que los profesores se sientan más cómodos. Saben que no van a recibir a muchos padres molestos porque son ellos los que optan".

Laura Cummins es una madre del ISD de Austin que optó por que su hija de 6 años participara en las lecciones. Esta enfermera pediátrica dijo que ella y su esposo revisaron las lecciones de preescolar y se sintieron completamente cómodos con el contenido. De hecho, le sorprendió más que tuviera que optar.

"Era información muy básica que también intentamos enseñar en casa", afirma.

Cummins y su familia utilizan en casa nombres anatómicamente correctos para las partes del cuerpo. No sólo normaliza los términos, sino que permite a sus hijos entender y hablar de su cuerpo, afirma.

Quiero que no sientan estigma por su cuerpo, por sus relaciones, por lo que son. Quiero que los jóvenes se sientan menos cohibidos de lo que la sociedad les dice que se sientan.
Stephanie Hebert, especialista en planes de estudios de educación para la salud en el ISD de Austin

"No sólo quiero que mis hijos conozcan las partes sexuales de su cuerpo, sino todo su cuerpo y cómo funciona todo su cuerpo", dijo.

Cummins también dijo que debido a que los padres están constantemente enseñando a sus hijos, puede ser útil tener otro adulto impartiendo lecciones. Esa fue su experiencia al crecer.

"Algunas de mis mejores lecciones me las dio mi entrenador de gimnasia, o la vecina de la calle de abajo, y las asimilé", explica.

Addison, como Cummins, está de acuerdo en que es útil obtener esta información de otros adultos además de los padres.

"Me ayudó a encontrar un adulto de confianza en la escuela, que... creo que es muy importante para cualquier persona en cualquier escuela, independientemente de su edad", dijo.

Cummins dijo que le resulta difícil imaginar que otros padres que conoce decidan no inscribir a sus hijos en las clases.

"Algunos piensan que los niños no tienen edad suficiente para aprender", dijo. "Y a eso les diré que ya lo están aprendiendo, tanto si averiguan las cosas por sí mismos como si preguntan a sus amigos o escuchan a sus amigos".

A Hebert le preocupa que el requisito de participación sea un obstáculo para algunos estudiantes que, de lo contrario, podrían haber tomado las clases, pero sus padres no recibieron las comunicaciones del AISD.

"Estamos preocupados por aquellos estudiantes que simplemente no devuelven una carta y se pierden la información", dijo.

El ISD de Austin aún no sabe cuántas familias en última instancia optaron por el plan de estudios de educación sexual. Hebert dijo que los datos estarán listos en algún momento en enero.

Para los estudiantes que terminaron tomando las lecciones, ella espera que haya algunos aprendizajes clave.

Traducido por Maria Arce

Sangita Menon is a general assignment reporter for KUT. Got a tip? Email her at smenon@kut.org. Follow her on Twitter @sangitamenon.
Becky Fogel is the education reporter at KUT. Got a tip? Email her at rfogel@kut.org. Follow her on Twitter @beckyfogel.
Related Content