Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

La policía de CapMetro llega al parque de oficinas del norte de Austin

An aerial view of the office park on Cameron Road where Capital Metro's first transit police station will be housed.
Nathan Bernier
/
KUT
Capital Metro está alquilando 9,246 pies cuadrados de espacio en el 8200 de Cameron Road para instalar la primera estación de policía de tránsito de la agencia. El departamento ocupará parte del edificio más grande del parque de oficinas Cameron Center.

Read this story in English

Capital Metro ha asegurado la ubicación de la primera sede de su departamento de policía -un edificio inclasificable en un parque de oficinas del norte de Austin- y están listos para gastar millones en alquiler y reformas para ampliar la misión de la agencia de transporte a una de seguridad pública.

La decisión de aumentar el número de agentes armados en autobuses y trenes ha suscitado las críticas de quienes se preocupan por la aplicación excesiva de la ley, la elaboración de perfiles raciales y la criminalización de las personas sin hogar.

Pero CapMetro, que se enfrenta a un aluvión de quejas sobre la seguridad por parte de conductores de autobús y pasajeros, ha mantenido el proyecto en marcha prometiendo un departamento de policía más amable, centrado en el servicio al cliente y la reducción de las tensiones.

A Capitol Metro bus approaches a group of people as they wait at a CapMetro bus station on Guadalupe Street at the University of Texas on Nov. 15, 2022.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Un autobús de CapMetro en la calle Guadalupe de la Universidad de Texas. La agencia de transporte ofrece unos 80,000 viajes en promedio entre semana.

"Escucho a quienes han estado detenidos por la policía y puede que no hayan recibido el mejor trato. No tenemos ningún deseo de poner ese tipo de mancha en esta agencia", dijo Gardner Tabon, el alto ejecutivo de CapMetro que supervisa la creación de la fuerza.

En la actualidad, la agencia depende de agentes fuera de servicio del Departamento de Policía de Austin (APD, por sus siglas en inglés) para patrullar el sistema. La escasez de personal del APD a veces deja a CapMetro con menos policías de los deseados.

La agencia de transporte tiene previsto contratar a 50 policías en cinco años.

"Tenemos una oportunidad única, que otros no tienen. Tenemos la oportunidad de establecer nuestra propia cultura, que no sólo está orientada al cliente, sino que respeta todas las formas de vida", dijo Tabon.

A ground-level view of 8200A Cameron Road, the building that will house Capital Metro's first transit police department.
Nathan Bernier
/
KUT
Capital Metro gastará $3.2 millones en alquilar parte del 8200A de Cameron Road durante 7.5 años. La agencia invertirá casi $1.5 millones para convertir el espacio de oficinas en un departamento de policía.

Pero los escépticos se preguntan cómo esta fuerza policial sería diferente de cualquier otro departamento de policía en el centro de Texas.

"¿Qué magia, salsa secreta CapMetro tiene que ninguna otra agencia de tránsito en el país tiene que hará que lo que están haciendo sea diferente?", dijo João Paulo Connolly, director de organización con la Coalición de Justicia de Austin. "No he visto nada en el plan de CapMetro que me dé esperanzas de que lo que están haciendo vaya a ser significativamente mejor, más amable o más progresista".

El último hito en el esfuerzo de la agencia para poner en marcha un cuerpo de policía se produjo el viernes, cuando el consejo de administración de Capital Metro votó a favor de alquilar 9,246 pies cuadrados de espacio en el 8200 de Cameron Road. El costo total del alquiler de 7.5 años asciende a $3.2 millones. CapMetro gastará otros $1.48 millones en amueblar el espacio y convertirlo en un cuartel de policía.

El edificio del parque de oficinas de Cameron Center servirá como cuartel temporal hasta que CapMetro encuentre un espacio permanente.

En junio, CapMetro contrató al exjefe de policía de Sugar Land, Eric Robins, para dirigir el departamento. Robins se trasladó a Austin desde el suburbio de Houston después de retirarse de una carrera policial de más de tres décadas.

"Crear un departamento de policía desde cero no es algo que se haga todos los días", dijo Robins a KUT. "Escúchanos, ven a nuestras reuniones, involúcrate y luego danos la oportunidad de asegurarnos de que lo hacemos bien".

CapMetro executive vice president Gardner Tabon and the agency's transit police administrator and soon-to-be police chief Eric Robins sit for a portrait inside a conference room. Both are in suits facing the camera. Behind them are window blinds through which you can make out some of Austin's downtown skyscrapers.
Michael Minasi
/
KUT
El vicepresidente ejecutivo de CapMetro, Gardner Tabon (izquierda), está supervisando la creación de un departamento de policía de tránsito que estará dirigido por el ex jefe de policía de Sugar Land, Eric Robins (derecha).

Capital Metro se enfrenta ahora a una letanía de decisiones que conformarán el carácter y la cultura del departamento de policía de tránsito. La agencia tiene que adoptar políticas en todos los ámbitos, desde el uso de la fuerza hasta las normas de formación, o hasta si el nuevo cuartel debe tener celdas para retener a los sospechosos detenidos antes de que sean trasladados a la cárcel del condado de Travis.

La controversia sobre las celdas de detención ha sido la última cuestión que ha irritado a los críticos de la policía de tránsito. Capital Metro se sumó a la confusión diciendo primero que las celdas de detención eran requeridas por los reguladores estatales, sólo para dar marcha atrás al darse cuenta de que no lo eran.

"Las celdas de detención no son más que cárceles y sólo sirven para perpetuar un sistema ya de por sí desigual", declaró Meme Styles, cofundadora del grupo sin ánimo de lucro Measure (Medimos) y miembro del grupo asesor sobre seguridad pública de CapMetro.

Los centros de detención no son más que cárceles y sólo sirven para perpetuar un sistema ya de por sí desigual.
Meme Styles, cofundadora del grupo sin ánimo de lucro Measure

El viernes, la directora general interina de CapMetro, Dottie Watkins, dijo a la junta que el cuartel no tendría un centro de detención, sino que incluiría espacio para detener a sospechosos indisciplinados.

"Un lugar seguro donde podamos proteger su seguridad y la seguridad de nuestro personal y el público. Pero no vamos a tener un centro de detención", dijo Watkins. "Si tenemos un individuo que necesita estar bajo custodia de las fuerzas del orden a más largo plazo, nos asociaremos con una entidad local para proporcionar esos servicios y transportar a ese individuo allí".

Alex Karner, un profesor asociado de la Universidad de Texas cuya investigación incluye la equidad en los sistemas de tránsito, dijo que CapMetro en vez de dedicar recursos a la aplicación de la ley debe mejorar la fiabilidad del servicio.

"Las cuestiones relacionadas con la fiabilidad y la puntualidad son fundamentales para los usuarios, que no tienen la sensación de estar recibiendo un servicio adecuado en esa área en estos momentos", dijo Karner.

La agencia de transporte lleva meses luchando por mantener los autobuses en hora. La escasez de conductores, resuelta en gran medida por el momento, ha sido sustituida por una escasez de piezas en todo el país que deja fuera de servicio al 7% de los vehículos en un día determinado.

Según Karner, las entrevistas a usuarios realizadas por sus estudiantes de posgrado y recopiladas en un informe revelaron que los usuarios de CapMetro a veces se sienten más inseguros esperando en paradas de autobús sin refugio ni iluminación adecuados.

"Puede que sea de noche. No sabes cuándo va a llegar un vehículo de transporte público, por lo que te encuentras en una situación muy vulnerable", explica Karner. "Parece que hay una especie de mala asignación de recursos y una especie de prioridades mal ordenadas en CapMetro en este momento".

A bus stop on Burleson Road without a bench, shelter or lighting.
Gabriel C Pérez
/
KUT
Algunas paradas de autobús de Capital Metro son poco más que un poste con una señal, lo que puede hacer que los viajeros se sientan inseguros por la noche. CapMetro ha dedicado $14.5 millones este año a construir nuevas paradas y a mejorar las existentes, pero aún no es suficiente para añadir iluminación y marquesinas a todas las paradas del sistema.

Karner y otros críticos de la policía de tránsito apoyan otras iniciativas de seguridad pública de la agencia, como el despliegue de 17 embajadores de seguridad pública, empleados uniformados y desarmados que patrullen el sistema y respondan a incidentes no violentos haciendo hincapié en la reducción de la violencia.

CapMetro también cuenta con dos trabajadores sociales -denominados especialistas en intervención en crisis- que pueden ayudar a las personas que viven en la calle a encontrar refugio. Se esfuerzan por poner en contacto a las personas con problemas de salud mental o adicciones con los servicios de tratamiento.

Pero para muchos conductores de autobús y pasajeros, los embajadores de seguridad desarmados y los trabajadores sociales no son suficientes.

A public safety ambassador in the official uniform of white shirt and navy blue pants stands inside a Capital Metro bus, holding the support bars for stability while the vehicle moves.
Capital Metro
La embajadora de seguridad pública de CapMetro, Koko Snowden, patrulla los autobuses, ayuda a la gente a orientarse sobre el sistema de transporte e intenta reducir la tensión en enfrentamientos no violentos.

"Me gustaría que cualquiera que diga que la fuerza policial es demasiado entienda que estamos ahí fuera 24 horas al día, 7 días a la semana, y cuando queremos ayuda, queremos poder obtenerla lo antes posible", dijo Brent Payne, presidente del sindicato ATU Local 1091 y conductor de autobús desde hace 35 años.

Los informes de los despachos obtenidos por KUT News correspondientes al mes de noviembre muestran que un conductor de autobús pide ayuda casi todos los días para hacer frente a agresiones verbales o físicas. Los ejemplos incluyen amenazas, insultos racistas, personas que escupen o gritan a otros pasajeros y peleas a puñetazos. En una ocasión, el mes pasado, un conductor de autobús denunció que alguien le había apuntado con una pistola porque le había pedido que bajara el volumen de la música.

Brent Payne, of the Amalgamated Transit Union, speaking at a podium in 2020 outside the Delco Activity Center. Payne is wearing a face mask that says, "Union members are essential workers. AFL-CIO."
Michael Minasi
/
KUT
El dirigente sindical Brent Payne, en la foto durante una rueda de prensa en 2020, afirma que los conductores de autobús se enfrentan constantemente a amenazas y acoso.

"La policía de tránsito no está ahí poniendo multas por exceso de velocidad. No están ahí porque piensen que llevas parafernalia de drogas. Están ahí para proteger a los viajeros y a los operadores de estos autobuses", declaró Payne.

Mientras esperaba en una parada del centro de la ciudad, Lexus Witt dijo que le gustaba la idea de que hubiera policías en los autobuses.

"Basándome en mi experiencia de viajar en este autobús todos los días, o en varios autobuses todos los días por trabajo, lo apoyaría porque me encuentro con muchos enfrentamientos, o soy testigo de muchos enfrentamientos en estos autobuses, casi dos o tres veces a la semana", dijo Witt.

Otros viajeros se mostraron menos entusiastas con la idea.

"Va a haber gente vulnerable que utilice el autobús, y esas suelen ser las comunidades que tienden a ser acosadas por la policía, así que me preocupa mucho", dijo Alexis Cork. "Tampoco creo que haya un problema tan grande de seguridad en los autobuses".

Cork dijo que estaba más preocupada por la seguridad en las paradas de autobús después de haber sido acosada recientemente por alguien de quien sospechaba que consumía drogas.

Capital Metro no pudo proporcionar una estimación de cuánto costaría administrar el departamento de policía una vez sea establecido. Los gastos de funcionamiento de este año se extraerán de los $8.3 millones del fondo de seguridad pública y gestión de emergencias de la agencia, que casi se ha duplicado desde el año fiscal 2021.

La agencia también ha presupuestado $4.37 milloneseste año fiscal para proyectos de capital de seguridad pública.

CapMetro espera tener una fuerza policial de tránsito certificada por la Comisión de Aplicación de la Ley de Texas para el próximo otoño.

Traducido por Maria Arce

Nathan Bernier is the transportation reporter at KUT. He covers the big projects that are reshaping how we get around Austin, like the I-35 overhaul, the airport's rapid growth and the multibillion dollar transit expansion Project Connect. He also focuses on the daily changes that affect how we walk, bike and drive around the city. Got a tip? Email him at nbernier@kut.org. Follow him on Twitter @KUTnathan.
Related Content