Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
Streaming troubles? We've made changes. Please click here on kut.org/streams for more information.

Habitantes de Austin en el camino de la ampliación de la I-35 se preparan para ser desplazados

Vista aérea de la I-35 desde el Fiesta Mart. Las cubiertas superiores se extienden en la distancia. El horizonte de Austin se ve al fondo. Es un día claro y soleado, pero el horizonte está un poco borroso.
Nathan Bernier
/
KUT
Prepárate, Austin: Las cubiertas superiores de la I-35 se vienen abajo. La autopista se ensancha. Decenas de hogares y negocios se verán obligados a marcharse.

Read this story in English

A lo largo de la I-35 han llegado los avisos. La ampliación de la autopista ha estado en el aire durante años. Pero ahora se está haciendo realidad. Las personas que recibieron cartas o llamadas telefónicas tendrán que irse. Tienen unos meses, quizá más.

"Es duro", dice Dina Flores, propietaria de la guardería de inmersión en español Escuelita del Alma. Aún no sabe cuándo tendrá que trasladar su negocio. "No estoy pudiendo dormir".

Casas, departamentos, restaurantes, centros de salud, barberías, clubes de striptease, gasolineras, un salón de tatuajes, una tienda de lencería, una tienda de vapeo y muchos otros pequeños negocios -incluido The Austin Chronicle- están siendo barridos para hacer sitio a la autopista.

Según el Estado, 111 hogares y empresas tendrán que mudarse. La cifra varía en función de cómo se defina el desplazamiento.

TxDOT comprará las propiedades y pagará los gastos de traslado. Pero TxDOT no lo pagará todo. Ni mucho menos las horas de sueño perdidas.

Algunas personas en el camino de la autopista todavía están durmiendo a pierna suelta, porque no saben que serán empujados todavía. Por ley, TxDOT debe avisar a los inquilinos con al menos 90 días de antelación para que se marchen. Pero no hay ninguna obligación inmediata de informar a los inquilinos cuando el Estado da luz verde para pavimentar los departamentos.

Supervisión del TxDOT

Al principio, TxDOT no se dio cuenta de que había gente viviendo en el edificio situado detrás de West China Tea House. La agencia pensó que la estructura formaba parte del negocio que sirve más de 200 tipos de té chino.

Pero no era así.

El edificio de dos plantas alberga 22 departamentos. Forma parte del complejo Village at 47th, entre la I-35 y Airport Boulevard. Algunos departamentos de un dormitorio se alquilan por unos 1,000 dólares, un precio asequible para los estándares de Austin.

Vista aérea de un edificio de departamentos de dos plantas situado detrás de la West China Tea House. El edificio es de color tostado y beige. Delante hay un estacionamiento.  La I-35 se ve a la izquierda de la foto. A lo lejos se ve el perfil del centro de Austin.
Nathan Bernier
/
KUT
Este edificio de departamentos de dos plantas situado detrás de West China Tea House forma parte del complejo de Village at 47th. Al principio, TxDOT no se dio cuenta de que allí vivía alguien. El edificio de departamentos y la West China Tea House serán destruidos para el proyecto de la autopista.

Los funcionarios estatales se dieron cuenta del error a tiempo para publicar el informe medioambiental final en agosto. Gran parte de la zona se despejará para almacenar las máquinas de construcción de la autopista y los materiales que utilizan.

"Es un desastre que no nos hayan dicho nada", declaró Kennadie Kusbel, estudiante de ingeniería química en la Universidad de Austin que vive en el edificio. "El hecho de que me lo diga un periodista y no mi casero no es, por desgracia, sorprendente y, por supuesto, molesta".

"Le agradezco mucho que me lo diga", añadió tras ser informada de sus derechos. Recibiría un preaviso de al menos 90 días. Se le cubrirían los gastos de mudanza. Podría recibir dinero para pagar la diferencia de alquiler de un departamento comparable durante un máximo de tres años y medio.

TxDOT tiene una idea para aligerar el golpe de perder 22 unidades de departamentos de bajo costo. El Estado podría exigir a cualquier futuro propietario del inmueble que construyera viviendas asequibles. La agencia calcula que el terreno podría albergar al menos 100 unidades. Pero eso no ocurriría hasta dentro de unos años.

Mapa de los alrededores de West China Tea House y Village at 47th. Una zona sombreada en magenta muestra un posible emplazamiento para viviendas asequibles en el futuro.
TxDOT
Este mapa de TxDOT muestra la nueva autopista en verde, amarillo, naranja y azul. El área sombreada en magenta formará parte de una zona de obras. TxDOT dice que parte de la zona podría utilizarse para construir viviendas asequibles una vez construida la autopista.

I-35: pasado y futuro

La interestatal 35 se abrió a su paso por el centro de Austin en 1962. Por aquel entonces, las superautopistas surgían por todas partes. Eran nuevas y emocionantes. Pocos años antes, el Congreso había financiado el Sistema Nacional de Carreteras Interestatales y de Defensa.

Fotografía en blanco y negro que muestra a la multitud que se agolpa en la I-35 para asistir a una inauguración el 29 de marzo de 1962. Hay hombres vestidos con trajes negros. Alrededor hay jóvenes mujeres con uniforme escolar y guantes blancos.
Texas Highways Magazine
/
TxDOT
La I-35 en el centro de Austin se inauguró oficialmente el 29 de marzo de 1962.

El gobierno federal animó a los planificadores de autopistas de todo el país a trazar carreteras interestatales que atravesaran el centro de las ciudades. La idea era que las autopistas traerían oleadas de clientes que impulsarían los negocios del centro. En muchos lugares, incluido Austin, esas barreras de hormigón también endurecerían la segregación racial.

Desde que se abrió la autopista, el único cambio importante en la I-35 en Austin fue en 1975, cuando se añadieron los pisos superiores.

Pero ahora, TxDOT planea la mayor transformación de la I-35 en la historia de Austin. El proyecto, de 4,500 millones de dólares, se conoce formalmente como I-35 Capital Express Central, o CapEx Central para abreviar.

Un dibujo técnico que muestra una sección transversal de la ampliación de la I-35 cerca de la calle 40. La sección transversal muestra 20 carriles y dos aceras de 10 pies de ancho para peatones y ciclistas.
TxDOT
Un dibujo técnico que muestra una sección transversal de la ampliación de la I-35 cerca de la calle 40. La sección transversal muestra 20 carriles y dos aceras de 10 pies de ancho para peatones y ciclistas.

CapEx Central abarca 8 millas a lo largo de una de las carreteras más congestionadas de Texas: la I-35 desde Ben White Boulevard hasta U.S. 290 Este. TxDOT tiene previsto añadir dos carriles en cada sentido. Los carriles se reservarían para vehículos con al menos dos pasajeros.

Las cubiertas superiores se derribarán. Lo que quede se rellenará para hacer sitio a los carriles adicionales. Por eso, la mayoría de los desplazados se encuentran en el tramo de la I-35 comprendido entre Dean Keeton Street y Airport Boulevard.

Los carriles principales de la I-35 se rebajarán en gran parte del tramo comprendido entre Oltorf Street y Airport Boulevard. La ciudad y la Universidad de Texas podrían entonces cubrir partes de la autopista a bajo nivel entre César Chávez y Airport. Encima podrían construirse edificios, creando nuevos y valiosos inmuebles en torno a algunos de los terrenos más caros de Texas.

Pero TxDOT no pagará por cubrir la autopista. El estado estima que el costo para la ciudad será de al menos 542 millones de dólares. La UT tendría que pagar por lo menos 394 millones de dólares. Las últimas cifras se incluyen en un esquema de TxDOT actualizado discretamente a principios de este mes.

El plazo de construcción de todo el proyecto CapEx Central se extiende durante una década. Un bebé nacido hoy estaría en quinto grado cuando la autopista esté terminada.

¿Cuántos afectados? Depende de cómo se cuenten

Para ampliar la huella de la autopista será necesario expropiar más de 54 acres de Austin en el derecho de paso del Estado. TxDOT ha intentado catalogar los trastornos generalizados que esto causará. El documento, exigido por la ley federal, se denomina declaración final de impacto ambiental (FEIS, por sus siglas en inglés).

La FEIS y sus voluminosos apéndices ocupan más de 18,000 páginas, una maravilla de la burocracia moderna en formato PDF. Pero incluso con todo ese papelerío, es difícil hacer un recuento sólido de cuántas personas se verán desplazadas.

TxDOT cuenta oficialmente con 111 hogares y negocios desplazados. Cincuenta y un hogares se verán obligados a mudarse: cinco casas unifamiliares y 46 departamentos. Cincuenta y nueve negocios se verán expulsados. Un edificio vacante de dos plantas para oficinas y comercios en la I-35 en dirección norte y la calle 31 Este es el inmueble número 111.

El recuento no incluye los terrenos sin edificar ni los edificios sin ocupantes.

Un ejemplo de ello es la antigua sede del First Workers' Day Labor Center. El edificio en la I-35 hacia el sur cerca de la calle 39 está vacante y no se anuncia, por lo que no es un desplazamiento, de acuerdo con TxDOT.

Vista aérea de un edificio cerrado en la vía de acceso a la I-35. La propiedad está vallada y el edificio está pintado con graffitis. Parece que lleva cerrado un tiempo.
Nathan Bernier
/
KUT
Este edificio en el 4916 North I-35, antigua sede del First Workers' Day Labor Center, será expropiado y derribado para el proyecto de la autopista. TxDOT no cuenta este caso como un desplazamiento, porque nadie esta alquilando actualmente el edificio.

En la lista de desplazamientos de TxDOT faltan al menos cuatro negocios en el trazado de la autopista.

  • Short Stop Burgers en el Centro Comercial Delwood
  • EZ Auto Insurance en el Centro Comercial Delwood
  • Firestone Auto Care en Hancock Center
  • Wendy's en Hancock Center

Estos negocios operan en edificios independientes que serán demolidos. TxDOT no los considera desplazamientos porque las empresas podrían, en teoría, alquilar espacio en otro lugar de los mismos centros comerciales.

Un negocio de hamburguesas Short Stop. El restaurante drive-thru es en su mayoría de color canela con toldos rojos que se están ensuciando. Un cartel a cada lado dice: "Short Stop Deluxe Burgers". Un cartel en el lateral del edificio con letras removibles dice: "WED SAT SPECIAL $7.99".
Nathan Bernier
/
KUT
El restaurante de hamburguesas Short Stop, situado en el estacionamiento del centro comercial Delwood, será demolido para dejar espacio a una I-35 más ancha. Pero el caso del restaurante no se considera un "desplazamiento" por TxDOT, porque el negocio teóricamente podría reubicarse en otro lugar dentro del mismo centro comercial.

"Los propietarios tienen opciones para que las empresas sigan funcionando en el resto de la propiedad", dijo el portavoz de TxDOT Brad Wheelis en un correo electrónico.

Un análisis económico realizado por TxDOT encontró que las empresas afectadas emplean a casi 500 personas.

Ese recuento no incluye a los empleados de una gasolinera en la esquina de la I-35 y 38 1/2 Street, porque estaba en remodelación cuando el estado llevó a cabo el análisis. Ahora es una Valero, a la que se le ha dado una nueva cara justo a tiempo para ser aplastada.

Dominio eminente: costos no compensados

El puente sobre la I-35 en la calle 32. Pasan vehículos por las vías principales. Al fondo se ve el Saint David's Medical Center.
Patricia Lim
/
KUT
TxDOT accedió a soterrar la autopista cuando se demolieran las cubiertas superiores para permitir un rellenado, desde la calle 32 hasta la 38 ½ o desde la 38 1/2 hasta Airport Boulevard. Entonces podrían construirse edificios encima.

TxDOT está incautando propiedades mediante un proceso conocido como dominio eminente - un concepto legal utilizado por el gobierno para tomar la propiedad privada para uso público. La gente tiene derecho a cobrar por sus propiedades inmobiliarias. Pero la indemnización rara vez compensa todas las pérdidas, dicen los abogados especializados en dominio eminente.

"Creo que casi todo el mundo no sale indemne del proceso de expropiación", afirma Chris Clough, abogado que ayudó a la Terminal Sur del Aeropuerto Internacional Austin-Bergstrom a llegar a un acuerdo con la ciudad por valor de 88 millones de dólares.

Las personas que se ven empujadas al proceso de expropiación forzosa a menudo tienen que contratar abogados, tasadores u otros profesionales para obtener una compensación justa del gobierno. Esos gastos no son reembolsables.

Sin embargo, los propietarios de negocios pueden obtener hasta 2,500 dólares para amortizar el tiempo dedicado a buscar nuevas locaciones. También pueden solicitar algunos gastos para preparar el nuevo espacio para el funcionamiento de su negocio.

Pero un empresario obligado a trasladarse no será compensado por la pérdida de ingresos, si tiene que reconstruir su base de clientes. Tampoco se le pagaría por la pérdida de ingresos durante el traslado.

"La gente pierde locales establecidos, y cuando se trasladan, si es que pueden trasladarse, no tienen la misma capacidad para explotar su negocio que antes", dijo Clough, socio de Barron, Adler, Clough & Oddo. (El exalcalde Steve Adler dejó el bufete en 2012, pero la empresa mantuvo el nombre).

"Los propietarios deben hacer todo lo posible para que se les pague", dijo Clough. "Pero creo que muchas veces se quedan cortos".

Traducido por Maria Arce

If you found this reporting valuable, please consider making a donation to support it. Your gift pays for everything you find on KUT.org. Thanks for donating today.

Nathan Bernier is the transportation reporter at KUT. He covers the big projects that are reshaping how we get around Austin, like the I-35 overhaul, the airport's rapid growth and the multibillion dollar transit expansion Project Connect. He also focuses on the daily changes that affect how we walk, bike and drive around the city. Got a tip? Email him at nbernier@kut.org. Follow him on Twitter @KUTnathan.
Related Content