Concejo Municipal de Austin Aprueba 'Período de Gracia' de 60 Días Para Pagar Renta Atrasada

Mar 27, 2020

Click here to read this story in English. 

Los inquilinos de Austin que hayan sido afectados por las consecuencias financieras del COVID-19 tienen 60 días para pagar la renta atrasada una vez que sus caseros comienzan a amenazarlos con desalojo. 

Con un voto unánime, los miembros del concejo municipal aprobaron una ordenanza que agrega un paso más al proceso de desalojo, lo que retarda la potencial expulsión de inquilinos que no pueden pagar la renta porque han perdido sus ingresos. La medida entró en efecto inmediatamente y aplica a propiedades residenciales y comerciales. 

"Nadie debe perder su hogar durante la pandemia," dijo el concejal Greg Casar, quien propuso la medida. "Está mal y es terrible para la salud pública."

Ha habido confusión entre inquilinos y caseros acerca de cómo operar en medio del repentino incremento del desempleo. Algunos caseros han comenzado a ofrecer planes a pago a aquellos afectados por el coronavirus, mientras otros insisten que sus inquilinos deben pagar la renta completa y a tiempo. 

Antes de que el concejo municipal aprobara la medida, los caseros podían todavía introducir solicitudes de desalojo, si bien los jueces del Condado Travis no están considerando estos casos. Los jueces han suspendido todas las audiencias sobre casos de desalojo hasta por lo menos el 9 de mayo. 

Los inquilinos ganan un poco más de tiempo con la nueva regla, que agrega un paso más en el proceso de desalojo que normalmente empieza cuando el propietario coloca una "notificación para desocupar" en la puerta del inquilino. Esta acción indica la intención de introducir una petición de desalojo ante la corte en cuestión de días a menos que el inquilino pague la renta o se mude. La nueva orden de la ciudad requiere ahora que los caseros notifiquen primero a los inquilinos de una "propuesta de desalojo," lo que les da 60 días para responder o pagar todo lo que deben antes de que el casero pueda colocar la "notificación para desocupar." 

En una orden separada publicada el jueves, el alcalde de Austin Steve Adler suspendió la capacidad de los caseros de remover las cosas de un inquilino o cambiar la cerradura y bloquearle la entrada a la propiedad. 

La mayoría de los comentarios públicos que se hicieron por teléfono estuvieron a favor de retrasos en los desalojos pero dijeron que no era suficiente ( la reunión fue a puerta cerrada para asegurar "distanciamiento social.")

Grupos comunitarios, incluyendo la organización sin fines de lucro Grassroots Leadership, envió una carta a los miembros del concejo el jueves pidiéndoles que asignaran recursos en efectivo - hasta $10,000 por familia - para aquellos que han perdido sus salarios a causa de la pandemia. 

En una ordenanza separada aprobada también el jueves, los miembros del concejo solicitaron al administrador de la ciudad que buscara en el presupuesto de la ciudad fondos que pudieran utilizarse para asistencia con rentas. La ciudad de Austin no tiene un programa de ayuda directa a los inquilinos si bien Travis County si tienen uno. 

"Esto simplemente está corriendo la arruga," dijo Lily Verona durante los comentarios públicos. "Tendremos una crisis de desalojos en nuestras manos en 60 días." Ella y otros pidieron que se congelen los pagos de renta y servicios básicos como electricidad y agua. 

Pero Adler dijo en una conferencia de prensa que la ciudad no tenía la autoridad de decretar una congelación de los pagos de rentas. 

Defensores de inquilinos temen también que habrá una avalancha de desalojos en dos meses y recomiendan que todo aquel que sea capaz de pagar su renta completa lo haga. 

También está la pregunta de si los caseros, especialmente los dueños de pequeñas propiedades, pueden sobrevivir sin recibir renta por varios meses. Mientras los dueños de casas pueden negociar que sus pagos de hipoteca sean reducidos o congelados hasta por un año, muchos caseros no tienen sus propiedades financiadas a través de hipotecas tradicionales.

Manu Saini, administrador de propiedades y casero en Austin, dijo que la acción del concejo municipal era innecesaria. El indicó que la nueva ley de estímulo federal -si pasa- le dará ayuda en efectivo por hasta $1,200 a gente que gana menos de cierto nivel de ingresos, como un ejemplo de cosas que pueden ayudar a los inquilinos a cumplir con sus pagos de renta. 

"Nuestros teléfonos han estado sonando sin parar y estamos tratando de ayudar a la mayor cantidad de gente posible," dijo Saini. "Si intervienen y nos impiden cobrar renta, no podremos pagarle a nuestros empleados. Vamos a perder nuestro seguro de salud. Nuestros empleados van a perder sus trabajos."

Una tercera ordenanza aprobada el jueves podría traer alivio para algunos propietarios: La medida para dar préstamos a corto plazo para pequeños negocios hasta que lleguen los préstamos por desastre federal fue cambiada para incluir propiedades multifamiliares y comerciales en la lista de negocios elegibles para aplicar. 

"Tenemos individuos en esta ciudad que dependen de la renta que reciben como caseros por una o dos propiedades y de eso dependen para vivir," dijo la concejal Ann Kitchen. 

¿Tiene algún tip noticioso? Puede contactar a la reportera Audrey McGlinchy a través de su correo electrónico audrey@kut.org. También puede seguirla en Twitter @AKMcGlinchy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.