Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Con la prohibición del aborto, estos Tejanos Centrales recurrieron a formas permanentes de control de la natalidad

Dos personas juegan con dos perros en el patio.
Patricia Lim
/
KUT
A. y Brittanei Martinez juegan con sus perros, Oliver y Maverick, en su patio trasero en Pflugerville. Poco después de la anulación del caso Roe vs Wade, programaron citas para esterilizarse.

Read this story in English

Brittanei Martínez, de 26 años, sabe desde hace tiempo que no quiere tener hijos.

"Siempre pensé que no era del tipo maternal," dijo. "Nunca estuve rodeada de niños mientras crecía, así que nunca me vi embarazada ni teniendo hijos."

La ligadura de trompas llevaba mucho tiempo en su mente, pero quería esperar hasta estar segura. Conoció a su marido actual en el 2015 y quedó embarazada en el 2019. Pero en ese momento, dijo, sintió que su vida no era estable. Y al final del día, los dos no se sentían preparados para tener un hijo.

"Los contras superaban a los pros para mí personalmente, y para él, así que decidimos seguir adelante con el aborto," ella dijo.

Después de esa experiencia, la pareja de Pflugerville estaba segura de que tener hijos no era para ellos.

"Ambos decidimos que estamos mejor sin tener hijos y simplemente disfrutar de la vida como es," dijo Brittanei.

En 2019, el aborto era legal en Texas, y Brittanei pudo conseguir uno. Tres años después, el procedimiento ya no es una opción en el estado para ella o para millones de otros Tejanos. Poco después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos anulara el caso Roe vs Wade este verano, entró en vigor la llamada "ley del gatillo" de Texas, que prohíbe todos los abortos, excepto en los casos en que la vida de la persona embarazada esté en peligro.

Cuando Brittanei escuchó la noticia de que Roe había sido anulado, se asustó. Envió un mensaje a su marido.

"Inmediatamente nos pusimos en contacto y nos preguntamos cuál era el siguiente plan,” ella dijo. "¿Qué vamos a hacer para protegernos, para evitar que tengamos un embarazo no deseado?"

La pareja decidió que era el momento de iniciar el proceso de esterilización. Brittanei entró en Reddit, donde encontró una página dedicada a las personas que no tienen hijos. La página tenía una lista de médicos de todo el país que realizan procedimientos de esterilización a personas que no tienen hijos.

Llamó a uno de los médicos de la lista en Austin y pudo programar una consulta para la siguiente semana. Durante la cita remota, el médico le explicó sus opciones. Al final, Brittanei decidió someterse a una salpingectomía bilateral, un procedimiento que extirpa ambas trompas de Falopio. Las personas que se someten a esta operación ya no pueden quedar embarazadas de forma natural, aunque la fecundación in vitro, o FIV, sigue siendo una opción.

Su marido, A. Martínez, de 28 años, también se sometió a una intervención. Acudió a un urólogo de Austin para practicarse a una vasectomía pocos días después de la decisión del Tribunal Supremo.

"Tomé la decisión por mi cuerpo al igual que ella lo hizo por el suyo," dijo. "Ya sabes, se necesitan dos. Así que ahora ninguno de los dos puede hacerlo."

Un aumento de las consultas 


Los Martínez son sólo dos de las muchas personas del centro de Texas que optan por formas permanentes de control de la natalidad a raíz de la prohibición estatal del aborto. Los consultorios médicos locales han visto una avalancha de solicitudes de salpingectomías y vasectomías desde Junio.

El fallo del Tribunal Supremo se produjo un viernes, y cuando la Dra. Amy Chapman entró a trabajar en Women's Health Domain, en el norte de Austin, el lunes siguiente, su consulta tenía más de 250 nuevas solicitudes de esterilización.

AmyChapmanWomen'sHealth_PL_Oct2022.jpg
Patricia Lim
/
KUT
La Dra. Amy Chapman dijo que ha visto un aumento de pacientes que solicitan la esterilización desde Junio.

"Normalmente, tendríamos cinco, seis o siete por semana," ella dijo.

Para satisfacer la demanda, Chapman y la otra copropietaria de la práctica médica ofrecieron sesiones informativas en grupo durante dos fines de semana en las que los pacientes podían informarse sobre sus opciones y programar una cita.

"Simplemente encajábamos esas cirugías donde podíamos," dijo Chapman. "Hacíamos casos a primera hora de la mañana antes de empezar la clínica, durante el almuerzo, por la tarde después de la clínica, simplemente tratando de atender a estas mujeres."

El número de pacientes que acuden para someterse a un procedimiento de esterilización se ha estabilizado desde entonces, pero Chapman afirma que siguen recibiendo entre un 30% y un 40% más de solicitudes que antes. Dice que la mayoría de las pacientes que acuden ya estaban tomando algún tipo de anticonceptivo, pero sabían que esos métodos podían fallar, algo que querían evitar con más urgencia sin el aborto como plan de respaldo factible.

"Todos sabemos que ningún método anticonceptivo es eficaz al 100%," dijo Chapman. "Así que querían eliminar eso de la ecuación. Simplemente no querían un embarazo no planificado porque había menos opciones para ellas."

Las mujeres tienen algunas opciones principales para los procedimientos de control de la natalidad permanente, como la salpingectomía o la ligadura de trompas. Esta última suele denominarse "ligadura de trompas," ya que consiste en cortar, atar o bloquear las trompas de Falopio para evitar el embarazo. Chapman dice que hoy en día la salpingectomía es el método preferido porque tiene un beneficio añadido: los estudios han demostrado que el procedimiento puede reducir el riesgo de cáncer de ovario. Sin embargo, el procedimiento no es reversible.

A sign on a wall says Women's Health Domain Education Center.
Patricia Lim
/
KUT
Cuando se anuló Roe, cientos de pacientes querían esterilizarse en el Women's Health Domain. En respuesta, el personal comenzó a reunir a varios de ellos a la vez en el Centro de Educación para informar sobre los procedimientos.

Chapman dice que algunas pacientes solicitan una ligadura de trompas porque piensan que podrían querer revertir el procedimiento más adelante. Si bien la reversión es posible con una ligadura de trompas, no se garantiza que funcione.

"Definitivamente aconsejaríamos a esa paciente que, si la reversión de la esterilización es algo en lo que está pensando, probablemente no debería someterse a la esterilización en primer lugar," dijo Chapman. "Tenemos otros tipos de anticonceptivos de acción prolongada que funcionan muy bien."

Lo mismo ocurre con los procedimientos de esterilización para la anatomía masculina. La vasectomía consiste en cortar y sellar los pequeños conductos que transportan los espermatozoides. Aunque las vasectomías pueden revertirse, los médicos, como el Dr. Koushik Shaw del Instituto de Urología de Austin, no recomiendan que la gente las vea así. La tasa de éxito de una reversión no es del 100%, y en algunos casos los espermatozoides pueden no volver a sus niveles originales. La reversión también es más cara y más invasiva que el procedimiento original.

"Lo que le digo a la gente es que es reversible, pero hay que tratarlo como algo permanente," el dijo. "Hay que estar muy seguros de que nuestro objetivo a largo plazo es no tener hijos y lo hacemos."

Sin embargo, si es adecuado para ti, el procedimiento es una de las vías más eficaces de anticoncepción, dijo Shaw. También es menos invasivo que la esterilización femenina.

Shaw dijo que su consulta tuvo que aumentar la disponibilidad de citas en aproximadamente un 50% a la semana después de que se filtrara en mayo el borrador de la decisión que revocaba Roe. Aunque normalmente la consulta realizaba las operaciones sólo los viernes, tuvo que abrir un segundo día para atender la afluencia de solicitudes.

"Creo que la gente da por sentado el control de la natalidad, o que ocurre en segundo plano y no pensamos tanto en ello," dijo Shaw. "Y lo que ha sucedido es que de repente -las noticias, la legislación, la decisión del Tribunal Supremo- esto se ha puesto en el primer plano de la mente de la gente... Ha hecho que la gente se replantee las cosas."

Normalmente, el tipo de paciente más común que atiende la consulta de Shaw son padres que tienen dos o tres hijos y no quieren más. Pero el reciente aumento de solicitudes procedía de personas que simplemente no ven a los niños como parte de su plan de vida.

Ese fue el caso de Cody Tidmore, de 33 años, un soltero de Austin que dice que nunca se ha sentido llamado a ser padre. Cuando se anuló Roe, decidió hacerse una vasectomía. Vio el procedimiento como una forma de mantener a salvo a sus posibles parejas. Y sabiendo que la carga del control de la natalidad ha recaído históricamente en las mujeres, dijo que quería hacer su parte para prevenir los embarazos no deseados.

"Una vez que se anuló, fue como, bueno, no vamos a esperar que las mujeres carguen con la mayor parte de la responsabilidad de esto, ¿verdad?," dijo."Definitivamente hay cosas que puedo hacer que no interfieren con mis hormonas o que no son increíblemente dolorosas como un DIU," agregó.

Dijo que el procedimiento fue sencillo y que la recuperación no llevó mucho tiempo.

"Es realmente fácil," dijo. "Realmente no está nada mal."

Prevención de embarazos de alto riesgo

Incluso antes de que se anulara el caso Roe vs Wade, provocando una prohibición casi automática en Texas, el aborto estaba fuera del alcance de la mayoría de los Tejanos. La  ley 8 del Senado (conocida como SB 8), que entró en vigor en Septiembre de 2021, hizo que los abortos fueran ilegales una vez detectada la actividad cardíaca. Eso suele ser alrededor de las seis semanas de embarazo, que es antes de que la mayoría de las mujeres sepan que están embarazadas. A menudo descrita como la "ley de la recompensa," permite a los ciudadanos privados demandar a cualquiera que realice o "ayude o instigue" estos abortos. Fue esa prohibición inicial la que llevó a Jonathan Ortiz, residente en Austin, a someterse a una vasectomía a principios de este año.

Él y su esposa, Katherine, siempre supieron que querían tener hijos, y hoy tienen dos niñas. Pero su camino hacia el embarazo no fue fácil. Katherine sostuvo un aborto espontáneo la primera vez que quedaron embarazados. Y la segunda vez, en 2018, tuvo una hemorragia subcoriónica, que le provocó episodios de sangrado.

"Siempre tienes estas imágenes de que tu embarazo va a ser este momento mágico en el que estás anidando y simplemente enamorado y esperando felizmente que nazca este bebé," dijo Jonathan. "Y no fue nada de eso. Fue honestamente terrorífico."

"Siempre tienes estas imágenes de que tu embarazo va a ser este momento mágico en el que estás anidando y simplemente enamorado y felizmente esperando que nazca este bebé. Y no fue nada de eso. Fue honestamente terrorífico."
Jonathan Ortiz

A las 21 semanas de embarazo, durante uno de los episodios de sangrado, la pareja fue al hospital. Katherine había empezado a tener contracciones, pero era demasiado pronto para que naciera el bebé. Los médicos intentaron detener el proceso, para que el feto pudiera seguir desarrollándose. Entonces, las cosas empeoraron. Katherine desarrolló una infección y le subió la fiebre. Un médico les dijo que si no interrumpían el embarazo, Katherine probablemente moriría.

"Tomamos la decisión de proceder esencialmente a lo que es un aborto y de conseguir para mi esposa los cuidados que necesitaba," dijo Jonathan, "y eso significaría interrumpir el embarazo y perder al bebé."

Pero la decisión acabó siendo irrelevante. Momentos después, el bebé salió por sí solo, nació muerto.

"Probablemente fue lo peor que he sentido en mi vida," dijo Jonathan.

Más tarde, Katherine pudo dar a luz a dos hijas, tras someterse a una operación que le extirpó un tabique del útero, una anomalía que se cree que contribuyó a algunos de los problemas. Pero aun así, esos embarazos se consideraron de alto riesgo y requirieron una supervisión adicional por parte de especialistas.

Cuando entró en vigencia la prohibición del aborto de seis semanas en Texas, la pareja empezó a hablar de que Jonathan se hiciera una vasectomía. Al principio, él lo mencionó a la ligera, pero luego empezaron a considerarlo seriamente. Ya tenían dos hijos. También sabían que el embarazo puede ser más difícil con la edad y que Katherine ya tenía factores de riesgo que hacían que el embarazo fuera más peligroso para ella. Al fin y al cabo, no querían volver a encontrarse en una situación en la que se decidiera entre la vida de la madre o la del niño por nacer, porque ahora no tenían claro si se les daría esa opción.

Aunque el SB 8 establece una excepción para los abortos en caso de emergencia médica, el lenguaje es vago y deja a los médicos la decisión. Lo mismo ocurre con la ley de activación de Texas. Jonathan dijo que había oído demasiadas historias de horror de médicos que esperaban para realizar los abortos hasta que las madres estuvieran realmente enfermas, para evitar violar la ley. Le preocupaba qué pasaría si se repitiera la situación que vivieron en 2018.

"Probablemente hubiéramos tenido que esperar una señal más fuerte de que la salud de mi esposa se estaba deteriorando antes de que tomaran medidas," dijo. "Ese lenguaje es vago y no es muy útil porque creo que lo que está provocando es que los equipos médicos y los equipos legales de los hospitales esperen demasiado tiempo."

Jonathan se hizo una vasectomía en Marzo. Meses después, la prohibición del aborto se hizo aún más restrictiva. Mirando hacia atrás, dice que siente que tomó la decisión correcta.

"Estar en un lugar mucho más seguro físicamente para no tener que preocuparnos por un posible embarazo que nos lleve a complicaciones potencialmente peligrosas en el futuro,” dijo, "y simplemente estar en una posición en la que podemos disfrutar de la vida sin tener algo así pesando sobre nosotros es realmente tremendo.”

Barreras de acceso

Aunque muchas personas, como Jonathan y los Martínez, pudieron permitirse y acceder a los procedimientos de esterilización, no es el caso de todos.

El costo de un procedimiento de esterilización depende del plan médico de la persona. Shaw dijo que la mayoría de los planes cubrirán una vasectomía en diversos grados, y es bastante económico.

Las salpingectomías son más caras, ya que requieren un quirófano y anestesia general, y pueden costar a los pacientes cientos o miles de dólares.

"Dependiendo de los deducibles y tal, puede ser muy poco costoso o muy costoso," dijo Chapman.

Brittanei Martínez dijo que el procedimiento era "súper barato" con su seguro, pero para la residente de Austin Arlene Cornejo, de 34 años, ese no fue el caso. Ella ha trabajado en el campo de la salud reproductiva durante los últimos 16 años y actualmente realiza actividades de divulgación comunitaria para la ciudad. Cuando se despertó con la noticia de la anulación de Roe, su mente se dirigió a los peores escenarios. Cornejo es DJ por la noche, lo que significa que a menudo sale de los bares a las 2 de la madrugada.

"He tenido mujeres que traen a sus padres con ellas en caso de que necesite que su padre firme [la esterilización]. He tenido pacientes que traen a sus maridos o a sus parejas por si necesito que sus maridos firmen. Es ridículo."
Dra. Amy Chapman, ginecóloga y obstetra de Women's Health Domain en North Austin

"Mi mente se dirigió inmediatamente a la idea más sombría de, Dios, si me violan saliendo de un club una noche o caminando hacia mi coche ... tendría que engendrar al hijo del violador," dijo. La prohibición del aborto en Texas no hace una excepción en caso de violación. "Tendría que tener este recuerdo diario de los momentos más horribles de mi vida y no tener ningún control sobre el cambio en mi propio cuerpo."

Decidió buscar la forma de extirparse las trompas. En Reddit, encontró un post que recomendaba el Dominio de la Salud de la Mujer, así que llamó, y la oficina, inundada de solicitudes similares, la invitó a una de sus sesiones informativas de los sábados. Acudió y pudo programar una cita para dos semanas después.

Pensó que su seguro cubriría el costo, pero más tarde se enteró de que tendría que pagar casi 3,000 dólares, algo que no podía permitirse.

"Desgraciadamente, tuve que cancelar la cita," dijo. "Me sentí muy, muy decepcionada por ello."

El costo no es el único obstáculo para acceder a los procedimientos de esterilización femenina. Encontrar un médico que realice el procedimiento en mujeres jóvenes o sin hijos puede ser un reto. Chapman, de Women's Health Domain, dijo que ha escuchado una historia tras otra de pacientes que han sido rechazadas por los médicos porque les dicen que son demasiado jóvenes o que no están casadas o que su futuro marido podría querer un hijo y ellas podrían cambiar de opinión.

"He tenido mujeres que traen a sus padres con ellas en caso de que necesite que su padre firme," dijo. "He tenido pacientes que traen a sus maridos o a sus parejas en caso de que necesite que sus maridos firmen. Es ridículo."

En su consulta, Chapman dijo que atiende a mujeres de todos los orígenes. El único requisito es que tengan al menos 21 años.

"No importa si han tenido un hijo antes o no," dijo. "Si nos dicen que pueden entender nuestro asesoramiento y saben que esto es permanente y que es la decisión que quieren, entonces estamos dispuestos a hacerlo por ellas."

La precariedad del control de la natalidad

De vuelta a Pflugerville, Brittanei dice que se siente afortunada de que ella y su marido hayan podido someterse a los procedimientos. Ahora pueden continuar con sus vidas sin el temor de un embarazo accidental. Eso significa que tienen más tiempo para centrarse en sus trabajos, en uno al otro y en sus dos perros, Maverick y Oliver. Creen que siempre pueden adoptar o acoger si cambian de opinión sobre los niños. O simplemente tener más perros.

"Definitivamente, algunos perros más," dijo Brittanei, "algunas vacaciones más y, en general, tratar de disfrutar genuinamente de la vida por lo que es y lo que tenemos ahora, porque no sabemos cómo va a ser el futuro, especialmente en el entorno político."

Brittanei plays with her dog Oliver in her backyard.
Patricia Lim
/
KUT
Brittanei juega con su perro Oliver en su patio trasero.

La extirpación de las trompas también significa que ya no tiene que depender de otros tipos de control de la natalidad, que teme que puedan ser objeto de críticas después. Algunos expertos legales han expresado su preocupación por que la decisión del Tribunal Supremo pueda abrir la puerta a la limitación del acceso a los anticonceptivos.

El miedo a que quiten los anticonceptivos "aumentó mi deseo de esterilizarme," dijo Brittanei.

Ella, como muchas mujeres, también había luchado por encontrar un anticonceptivo que le funcionara. Su DIU era doloroso y las hormonas afectaban a su estado de ánimo. Pero ya no tiene que preocuparse por eso.

"Parece que soy un poco más feliz y estoy dispuesta a hacer un poco más de cosas, así que creo que eso es definitivamente una ventaja," dijo. "Definitivamente, me siento mucho mejor que antes de hacerme el procedimiento."

Traducido por Maria Arce

If you found this reporting valuable, please consider making a donation to support it. Your gift pays for everything you find on KUT.org. Thanks for donating today.

Marisa Charpentier is KUT's assistant digital editor. Got a tip? Email her at mcharpentier@kut.org. Follow her on Twitter @marisacharp.
Related Content