Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Abbott prometió el pasado otoño que 'las luces seguirán encendidas.' Ahora dice que no hay garantía.

Energy meters at an apartment complex in Travis Heights during last February's winter storm.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
El gobernador Greg Abbott dijo en una conferencia de prensa el martes que no hay garantía de que no habrá cortes locales de energía durante el clima invernal de esta semana.

Read this story in English.

El clima más frío del año se espera que llegue a Texas el miércoles, y trae consigo mucha ansiedad sobre el estado de la red eléctrica del estado.

Los líderes estatales intentaron el martes tranquilizar al público diciendo que la red está preparada. Pero el gobernador Greg Abbott pareció dar marcha atrás en una promesa anterior de que no habría interrupciones en el suministro eléctrico de la población este invierno.

"Nadie puede garantizar que no habrá un evento de desconexión de carga", dijo el gobernador en respuesta a una pregunta sobre cómo mediría el éxito de la red eléctrica. "Pero lo que trabajaremos y nos esforzaremos por conseguir y lo que estamos preparados para conseguir es que la energía se mantenga en todo el estado".

Un "evento de desconexión de carga" es la jerga técnica para lo que suele denominarse un apagón planificado. Es cuando un operador de la red eléctrica corta la electricidad a determinadas personas, normalmente para estabilizar la oferta y la demanda del sistema.

Es difícil discutir con lo que dice Abbott. Sin una bola de cristal, nadie puede decir con un 100% de certeza que no se producirá un apagón.

El caso es que Abbott hizo precisamente eso el pasado otoño.

"Puedo garantizar que las luces permanecerán encendidas", dijo en una entrevista con Rudy Koski de Fox 7 en noviembre.

Esa promesa, con exactamente las mismas palabras, fue repetida más tarde por Peter Lake, el jefe de la Comisión de Servicios Públicos del estado, una agencia con la que Abbott ha estado en estrecha comunicación sobre los mensajes que quieren enviar a la población.

"Las luces seguirán encendidas", dijo Lake en una rueda de prensa conjunta con Brad Jones, director general del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas.

Antes de sus comentarios sobre la "desconexión de carga" del martes, el gobernador ya había dejado claro que no todas las luces permanecerán encendidas.

"Hay razones por las que puede haber cortes de energía", dijo al comienzo de la conferencia de prensa. "Podría ser el hielo en los árboles que hace que un árbol caiga sobre las líneas eléctricas y haga que la línea eléctrica se caiga".

Estos casos de interrupciones locales del suministro eléctrico "no tienen nada que ver con la red eléctrica en absoluto", dijo.

El deseo del gobernador de replantear las expectativas puede provenir del temor a que se le responsabilice de los apagones locales en un año electoral.

"Siempre hay algunos apagones", dijo Ross Ramsey, de The Texas Tribune, en una entrevista con KUT la semana pasada. "Así que, ya sabes, depende de lo mucho que la gente le haga cumplir esa [promesa] de 'te garantizo que no habrá apagones'".

Independientemente de la política que haya detrás de las declaraciones del gobernador, los representantes de ERCOT y muchos analistas independientes de la red eléctrica siguen confiando en que es muy poco probable que se produzca un apagón en todo el estado durante la helada de esta semana.

El clima frío, aunque se espera que sea severo, no se acercará en fuerza, duración o área de tierra cubierta a la tormenta de invierno del pasado febrero.

KUT le ha pedido a la oficina del gobernador que aclare su declaración, pero aún no ha recibido respuesta.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content