Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Plan del aeropuerto para parque de tanques de combustible para aviones recibe luz verde tras estrecha votación en el Concejo de la Ciudad de Austin

Southwest Airlines flights depart from Austin-Bergstrom International Airport
Gabriel C. Pérez
/
KUT
El aeropuerto, propiedad de la ciudad, puede seguir adelante con la controversial instalación de un centro de almacenamiento de combustible para aviones.

Read this story in English.

El Ayuntamiento de Austin bloqueó por un estrecho margen de votos el intento de impedir la construcción de una nueva instalación de almacenamiento de combustible en el aeropuerto internacional de Austin-Bergstrom. El centro almacenará hasta 6 millones de galones de combustible para aviones a unos cientos de metros de las casas.

"Nos duele el corazón, porque este no es el resultado que queríamos", dijo la concejala Vanessa Fuentes, que encabezó un esfuerzo para encontrar un nuevo emplazamiento en respuesta a las preocupaciones de sus electores que viven junto al aeropuerto.

La votación fue de 5 a 5, con el apoyo de Kathie Tovo, Sabino "Pio" Renteria, José "Chito" Vela y Ann Kitchen. Natasha Harper-Madison no estuvo presente.

Los funcionarios de ABIA argumentan que la nueva instalación de almacenamiento es muy necesaria para dar cabida a lo que dicen es el aeropuerto de más rápido crecimiento en el país en términos de vuelos regulares.

La directora general del aeropuerto, Jacqueline Yaft, dijo que retrasar el proyecto perjudicaría las operaciones del ABIA al obligar a más aviones a "cargar" combustible extra, lo que aumentaría los costes de las aerolíneas y potencialmente los precios de los billetes.

"El mayor riesgo a largo plazo es perder esos vuelos", dijo. "Las aerolíneas decidirían esperar hasta que añadamos la capacidad o [las aerolíneas podrían] optar por ir a otro aeropuerto".

Yaft dijo que sin la capacidad adicional de combustible, no se podrían añadir nuevos vuelos después de 2023, lo que ahogaría el crecimiento del aeropuerto cuando las instalaciones están viendo una demanda récord como centro de transporte vital en una de las regiones de más rápido crecimiento del país.

Pero los residentes cercanos y los activistas medioambientales suplicaron al Ayuntamiento que reubicara el parque de tanques, diciendo que temían el riesgo de humos tóxicos, incendios peligrosos o explosiones mortales.

La primera fase del proyecto, que se espera que esté terminada en menos de dos años, instalaría dos tanques de 1.5 millones de galones tan cerca como 640 pies de la casa más cercana en McCall Lane. La segunda fase del proyecto, prevista para dentro de al menos 10 años, añadiría otros dos tanques de 1,5 millones de galones, estando el más cercano a 488 pies del residente más cercano.

McCall Ln. is located West of Austin–Bergstrom International Airport and accessible from Highway 183.
James Christenson
/
KUT
McCall Lane se encuentra al oeste del aeropuerto y es accesible desde la autopista 183.

"Nuestra comunidad es una comunidad de color", dijo Blythe Randolph, que compró su primera casa en el barrio de Colorado Springs, a menos de una milla del lugar propuesto para el almacenamiento de combustible. "Esta es una cuestión de equidad medioambiental, equidad racial y equidad sanitaria, y les insto a todos a que lo tengan en cuenta a la hora de votar".

"Es muy, muy importante que no continuemos con este legado de racismo, que abordemos este asunto, que reubiquemos el parque de tanques", dijo Susana Almanza, del grupo de justicia ambiental PODER.

Los responsables del aeropuerto insisten en que su instalación de almacenamiento de combustible plantea riesgos mínimos. Los tanques contarán con la más moderna tecnología de seguridad, se someterán a inspecciones periódicas y estarán vigilados las 24 horas del día.

El jefe del batallón del Departamento de Bomberos de Austin, Greg Pope, que también es piloto privado con licencia, dijo que el almacenamiento de combustible Jet-A "no le preocupaba tanto" como la gasolina de aviación convencional, porque es menos volátil.

Los tanques incluyen protección contra rayos y sistemas internos para extinguir cualquier incendio automáticamente. Si esos sistemas fallan, los bomberos tendrían que apagar las llamas con espuma.

Pope dijo que los camiones de la AFD en el aeropuerto pueden producir hasta 42,000 galones de espuma, lo que dijo que probablemente sería más que suficiente para apagar cualquier incendio. En caso de ser necesario, se podría traer más espuma de otros departamentos de bomberos de la ciudad o de jurisdicciones vecinas, dijo.

tankfarm
AUS Fuel Company
/
Burns & McDonnell
Una representación de la primera fase de la instalación de almacenamiento que muestra dos tanques de 1.5 millones de galones.

"En cuanto a las casas cercanas, con los 51 parques de bomberos de la ciudad de Austin... tendríamos la zona cubierta más veces de las que necesitaríamos [en caso de incendio]", dijo Pope al Ayuntamiento esta semana.

Estas capacidades de extinción de incendios no son un gran consuelo para los escépticos que se oponen a la instalación de almacenamiento de combustible para aviones. Señalaron que durante décadas las autoridades han afirmado que las instalaciones industriales cercanas a los hogares eran seguras, antes de que la historia demostrara lo contrario.

"Hay una historia de racismo medioambiental [en Austin], y mi objetivo como concejal es recuperar la confianza entre esta ciudad y nuestra comunidad mexicano-americana, nuestra comunidad negra y nuestra comunidad latina", dijo el concejal Vela.

La propuesta de Fuentes habría obligado al aeropuerto a considerar otros lugares para almacenar el combustible para aviones. Los funcionarios del aeropuerto dijeron que los lugares alternativos no encajan con el plan de largo alcance de ABIA para acomodar hasta 31.3 millones de pasajeros para 2037.

El director de la ciudad de Austin, Spencer Cronk, dijo que la ciudad estudiaría la posibilidad de realizar compras voluntarias, tras la insistencia del alcalde Steve Adler y de los miembros del Consejo Municipal.

Los miembros del Consejo también hablaron de otras propuestas, como la adición de pozos de control de las aguas subterráneas y la realización de inspecciones independientes por parte de terceros del parque de tanques de combustible para aviones. La instalación de la historia será gestionada por un consorcio de compañías aéreas que operará bajo el nombre de AUS Fuels.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content