Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Las escuelas de Texas no podrán ofrecer comidas para llevar este verano al expirar las disposiciones federales

Durante la pandemia, el distrito escolar de Austin ha estado ofreciendo comidas para llevar a los estudiantes. Ahora, las disposiciones federales que lo permiten están expirando.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Durante la pandemia, el distrito escolar de Austin ha estado ofreciendo comidas para llevar a los estudiantes. Ahora, las disposiciones federales que lo permiten están expirando.

Read this story in English

Los distritos escolares de Texas están perdiendo flexibilidad en la forma de proporcionar comidas gratuitas a los estudiantes este verano, ya que las disposiciones federales para la pandemia del Departamento de Agricultura de Estados Unidos expiran.

Desde marzo de 2020, los distritos escolares han podido permitir que los padres y tutores recojan comidas para llevar para sus hijos. La disposición que lo permitía expiró el último día del año escolar 2021-2022. Ahora, los niños tendrán que comer en sitios aprobados por el distrito escolar, y sus familias no podrán llevar la comida para llevar.

Rachel Cooper, analista de políticas de Every Texan (Cada Tejano), un grupo de expertos en políticas estatales de izquierda, dice que va a ser más difícil para las familias acceder a las comidas cuando los niños tienen que ser llevados a un sitio de alimentos cada día. Además, dice, será más difícil para los distritos escolares.

"Tienen que tener suficiente personal para poder hacer eso todos los días, en lugar de poder agrupar las comidas y servirlas una vez a la semana", dijo Cooper.

La analista dijo que le preocupa que menos niños reciban las comidas ahora que estas opciones flexibles van a desaparecer.

"Las comidas de verano siempre han sido un 'problema infantil' en Texas porque normalmente es muy difícil que las familias accedan a ellas, ya que hay que llevar a los niños a un sitio", dijo Cooper. "Tienen que tener transporte o una forma de llegar a la escuela o al centro comunitario, y luego tienen que tener a alguien que los vigile mientras comen y se quedan allí".

Cooper dijo que la participación en los programas de comidas de verano en el estado ha sido durante mucho tiempo baja.

"Sólo sirve alrededor del 12% de los niños que reciben comidas escolares regulares en Texas, y eso es lo que tememos volver a ver", dijo.

Una de las medidas que está tomando el Distrito Escolar Independiente de Austin (AISD, por sus siglas en inglés) para tratar de garantizar que los niños tengan acceso a las comidas gratuitas en los próximos meses es aumentar el número de sitios donde las sirven. Linley Danner, directora ejecutiva interino del servicio de alimentos y operaciones de almacén del AISD, dice que el desayuno y el almuerzo gratuitos se servirán in situ en más de 50 lugares.

"Sabemos que somos la principal fuente de nutrición para muchos niños, y eso no termina en el verano", dijo Danner. "Así que nuestro objetivo es llegar a tantas familias como sea posible".

Los sitios de comida están abiertos a cualquier persona que tenga 18 años o menos, así como a los estudiantes inscritos con discapacidades que tengan hasta 21 años.

Danner dijo, durante la pandemia, otra disposición federal dio al AISD la oportunidad de proporcionar comidas gratis a todos los estudiantes, independientemente de su elegibilidad por ingresos.

"Realmente demostró que muchos niños confían en nuestras comidas escolares y disfrutan de nuestras comidas escolares y quieren participar", dijo Danner.

A la directora ejecutiva le preocupa lo que sucederá si el Congreso no amplía esa disposición para el próximo año escolar, porque entonces algunos estudiantes tendrán que empezar a pagar por las comidas.

La senadora demócrata Debbie Stabenow presentó una ley a principios de este año para ampliar las dispensas de comidas escolares, pero no se incluyó en el proyecto de ley de gastos de 1.5 mil millones de dólares que aprobó el Congreso.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha publicado unas directrices que permiten cierta flexibilidad, según Lena Wilson, comisionada adjunta de alimentación y nutrición del Departamento de Agricultura de Texas. Dijo, por ejemplo, que si hay un brote de COVID-19, las escuelas podrían volver a permitir a las familias recoger comidas para llevar, aunque la disposición federal haya expirado.

Más información sobre dónde encontrar las comidas de verano se puede obtener llamando al 211 o visitando summerfood.org.

Los distritos escolares locales que ofrecen comidas de verano incluyen:

Central Health, Sendero Health Plans y el Central Texas Food Bank también están ofreciendo comidas gratuitas a la hora del almuerzo para los niños del Condado de Travis que tengan hasta 18 años. Las comidas están disponibles en Central Health Southeast Health & Wellness Center, 2901 Montopolis Drive, Austin.

Las comidas estarán disponibles de 11 a.m. a 1 p.m. de lunes a viernes hasta el 5 de agosto. Las familias también pueden recibir bocadillos para los fines de semana los viernes.

Related Content