Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

La administración del ISD de Austin esboza su visión para el potencial paquete de bonos de 2022

Students wear masks at their desks on the first day of school at Travis High School  in Austin in 2021
Jordan Vonderhaar
/
KUT
La junta escolar del ISD de Austin votará esta semana sobre una propuesta de bonos para poner en la boleta electoral en noviembre.

Read this story in English

La junta directiva del Distrito Escolar Independiente (ISD, por sus siglas en inglés) de Austin votará esta semana sobre qué incluir en el paquete de bonos de 2022. El paquete que la junta apruebe se presentará en la boleta electoral en noviembre, y los votantes decidirán si aprueban algunas o todas las propuestas.

Este lunes, la administración del ISD de Austin dio a conocer sus recomendaciones sobre lo que debe incluirse en el paquete de bonos. La visión del distrito está en gran parte alineada con las propuestas que el comité directivo de bonos ha pasado meses desarrollando. Pero hay algunas diferencias, y el ISD de Austin ha sugerido cambios a decenas de millones de dólares.

El comité directivo está formado por 17 miembros: nueve miembros son nombrados por los fideicomisarios, siete son del comité de planificación a largo plazo, y uno es un estudiante. El grupo ha elaborado dos borradores de propuestas utilizando una metodología que da prioridad a los estudiantes y comunidades históricamente desatendidas.

Una de las propuestas asciende a $1,750 millones y no requiere un aumento de impuestos. La otra asciende a $2,250 millones y requeriría un aumento de 1 centavo en la tasa impositiva del servicio de la deuda del ISD de Austin. Sin embargo, la tasa impositiva general del distrito está previsto que disminuya.

Los dólares de los bonos son cruciales para los distritos escolares porque pueden ser utilizados para una serie de proyectos de capital que serían difíciles o casi imposibles de pagar a través de un presupuesto anual. El superintendente interino del ISD de Austin, Anthony Mays, dijo que estos fondos son especialmente importantes para mantener los viejos campus.

"A medida que nuestros edificios envejecen y comienzan a desmoronarse, tenemos que ser capaces de reemplazar las tuberías, reemplazar los sistemas de ventilación", dijo, "y esto (por los bonos) nos permite hacer eso".

Mays dijo que el distrito está apoyando el mayor de los dos paquetes porque tiene más respaldo entre la comunidad y los miembros de la junta.

"El bono más grande nos permite ser capaces de hacer frente a más necesidades en todo nuestro distrito sin tener que seleccionar quién recibe esto y quién no recibe aquello", dijo. "Creo que teniendo en cuenta todos los problemas que tenemos que abordar dentro de nuestro distrito, el bono más grande va más allá en la satisfacción de las necesidades de nuestra comunidad".

Según el distrito, el 81% de los proyectos del campus beneficiarán a los estudiantes del Título 1 bajo la recomendación de la administración, mientras que el 19% iría hacia los campus que no son del Título 1.

Hay muchas similitudes entre lo que el comité directivo recomendó para el proyecto de bonos de 2,250 millones de dólares y lo que la administración está recomendando. Ambos asignan millones para hacer mejoras en la infraestructura crítica en casi todos los campus, 25 millones de dólares para comprar nuevos autobuses escolares, 5 millones de dólares para comprar instrumentos musicales, y más de 15 millones de dólares para mejoras de inclusión en educación especial y cámaras de seguridad en las aulas. También hay fondos para mejorar la seguridad e instalar vestíbulos de seguridad en todos los campus.

El documento anterior muestra las recomendaciones para el paquete de bonos de 2022. La columna azul es lo que el comité directivo de bonos sugirió para el paquete de 1,750 millones de dólares. La columna negra es lo que el comité directivo de bonos sugirió para el paquete de $2,250 millones. La columna verde es lo que recomienda el Distrito Escolar de Austin.

El comité directivo de bonos y la administración también piden a la junta escolar que invierta en la mejora de las instalaciones deportivas, con la asignación de 4.7 millones de dólares para el Complejo Atlético Burger y 25 millones de dólares para el Campo Nelson, que sirve como estadio para la Escuela Secundaria LBJ Early College, la Escuela Secundaria Anderson, la Escuela Secundaria Eastside Memorial y la Escuela Secundaria Reagan Early College.

Jason Stanford, director de comunicaciones y compromiso con la comunidad del ISD de Austin, dijo que la inversión en campos deportivos será transformadora.

"El hecho de que cada escuela secundaria vaya a tener un campo deportivo de nivel competitivo va a transformar los barrios de toda la ciudad", dijo. "Y dentro de 20 años, eso es lo que todo el mundo va a recordar de este bono".

El comité directivo y la administración recomiendan modernizaciones totales o parciales para casi todos los mismos campus, incluyendo la Escuela Elemental Allison, la Escuela Elemental Andrews, la Escuela Elemental Barrington, la Escuela Media Burnet, la Escuela Media Dobie, la Escuela Elemental Harris, la Escuela Primaria Hill Elementary, la Escuela Primaria Houston, la Escuela Elemental Langford, la Escuela Elemental Linder, la Escuela Media Martin, la Escuela Secundaria Travis Early College, la Escuela Primaria Wooldridge y la Escuela Elemental Wooten.

Pero el distrito ha sugerido algunos cambios. Por ejemplo, la administración quiere destinar más de 45 millones de dólares a la "fase 1 de modernización" del instituto Anderson. Eso es $20 millones más de lo que el comité de dirección de bonos recomendó. Otra escuela que la administración propone para este tipo de modernización es la Escuela Media O. Henry. El comité directivo había recomendado casi 7 millones de dólares para las necesidades críticas de infraestructura, pero la administración de ISD de Austin está proponiendo gastar 60 millones de dólares en una fase 1 de modernización. El distrito también recomienda gastar más de 65 millones de dólares en este tipo de modernización para la Escuela Secundaria Crockett Early College.

La administración del ISD de Austin, al igual que el comité directivo del bono, recomienda modernizaciones completas para las escuelas primarias Oak Springs y Pecan Springs. Pero, en lugar de construir campus para 522 estudiantes, quiere construir uno con capacidad máxima de 375 estudiantes, lo que reduce el costo de ambos proyectos en casi 9 millones de dólares.

Otra diferencia de la administración con respecto al comité directivo es la financiación de una ampliación para la Escuela Elemental Bear Creek. El comité había decidido eliminar la financiación del proyecto porque no se ajustaba al proceso de equidad. Pero Mays dijo que el distrito tiene que ser sensible a la creciente inscripción de alumnos.

"Ese edificio fue realmente desarrollado y preparado para el espacio adicional ante la previsión de una población creciente. Y, por lo tanto, parte de mi responsabilidad es responder a la demanda de nuestra comunidad", dijo.

Mays añadió que el objetivo es también evitar la disminución de las matrículas escolares.

"Donde tenemos el crecimiento de la población, queremos ser capaces de acomodar en vez de perder a los estudiantes en distritos de la competencia, o los distritos vecinos, o chárter", dijo.

La administración también busca invertir más dinero en la educación técnica profesional, o CTE, poniendo $13 millones hacia la Escuela de Desarrollo Profesional de Clifton.

"La comunidad expresó su interés en tratar de asegurarse de que proporcionamos más apoyo para CTE", dijo Mays.

Mays dijo que otra área en la que la administración escuchó a la comunidad fue en lo que respecta a la vivienda de los maestros. Inicialmente, el distrito quería gastar 50 millones de dólares para asegurar que los educadores tuvieran lugares asequibles para vivir. Pero, los profesores y los miembros de la comunidad se mostraron escépticos acerca de poner la propuesta en la boleta electoral, porque se conocían pocos detalles. Finalmente, la administración no recomienda ninguna financiación para la vivienda de los profesores.

"Tenemos algunas medidas alternativas que vamos a tomar para tratar de abordar las cuestiones del acceso y la vivienda para nuestra fuerza de trabajo", dijo. "Pero ahora mismo en lo que se refiere al bono -de nuevo tenemos una cantidad significativa de necesidad en todo nuestro distrito - y así, tratando de ser un buen administrador fiscal hicimos el ajuste allí".

Mientras que la junta escolar tendrá en cuenta las recomendaciones de la comisión de dirección de bonos y la administración, los administradores tendrán la última palabra sobre lo que se incluye en el paquete. La junta de directivos estará celebrando una sesión de trabajo el martes por la noche antes de la votación programada para el jueves. La última vez que los votantes aprobaron un bono del ISD de Austin fue en 2017. Fue un poco más de $1 mil millones, el más grande en la historia del distrito.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Becky Fogel is the education reporter at KUT. Got a tip? Email her at rfogel@kut.org. Follow her on Twitter @beckyfogel.
Related Content