Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

Los legisladores de Texas están considerando un arreglo de la red eléctrica que ignora el apagón del año pasado

A screen shows an image of Texas with different colored lines all over it.
Julia Reihs
/
KUT
La sala de control del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas. Los legisladores estatales están debatiendo formas de aumentar la confiabilidad de la red eléctrica, pero algunos expertos dicen que los cambios propuestos podrían perjudicar a las energías renovables sin reforzar la red.

Read this story in English 

Los legisladores estatales debatirán el jueves la modificación del mercado eléctrico de Texas para aumentar la confiabilidad de la red. La reunión del Comité de Negocios y Comercio del Senado es un paso más en el proceso de revisión de la red eléctrica tras el trágico apagón de 2021.

Pero los críticos dicen que la pieza central de los cambios propuestos puede no ayudar a Texas a evitar futuros apagones y el análisis utilizado para apoyarlo es profundamente defectuoso.

Además, es realmente confuso.

La propuesta se llama "mecanismo de crédito de rendimiento". Se describe en un informe encargado por la Comisión de Servicios Públicos (PUC, por sus siglas en inglés) de Texas como una forma de incentivar la producción de electricidad más predecible y fácilmente despachable para la red.

“Se trata de un hito notable para [el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas], el mercado y también para el estado de Texas", dijo el presidente de la PUC, Peter Lake, al presentar el informe. El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas, o ERCOT, es el operador de la red eléctrica del estado.

"En el nivel más fundamental, el mecanismo de créditos de rendimiento requiere, en mi opinión, que cualquiera que venda energía a un hogar o empresa en ERCOT garantice que está comprando esa energía de una fuente fiable".

La idea es conceder "créditos" a los generadores de energía que sean capaces de suministrar electricidad a la red durante las horas de "alto riesgo", cuando las reservas operativas de electricidad en la red están en su punto más bajo.

Una vez identificadas esas horas de "alto riesgo", las empresas de servicios públicos y los minoristas de electricidad que consuman energía en esas horas deberán comprar también los créditos de rendimiento a los generadores de energía.

De este modo, según la propuesta, los créditos se convertirán en un mecanismo financiero para fomentar la construcción de una generación eléctrica más fiable.

Pero algunos no están de acuerdo.

"Esto es realmente difícil de entender. Será aún más difícil de administrar", dijo Alison Silverstein, exreguladora estatal y federal de servicios públicos que ha sido consultora de propuestas alternativas para mejorar la red de Texas.

"Si yo fuera un inversor que intentara financiar una nueva central eléctrica, no veo que haya nada en esta propuesta que me proporcione un flujo de ingresos predecible que pueda llevar al banco", dijo.

Silverstein y otros también se preocupan por la metodología empleada en la elaboración de la propuesta.

En concreto, señalan que la tormenta invernal de 2021 (apodada "Uri") que provocó el gran apagón de Texas no se incluyó en el modelo meteorológico que produjo las recomendaciones.

"Sería necesario un análisis más profundo... para desarrollar una norma de fiabilidad correspondiente [a esa tormenta invernal]. Ese análisis está fuera del alcance de este estudio", dice el informe.

"Me llama la atención que no se haya realizado un escenario similar al de Uri para ver cómo se comportarían estas diferentes estructuras (de mercado)", dice Doug Lewin, director de la consultora Stoic Energy. "Creo que es lógico que si hubieran puesto a Uri en esto, habrían tenido unos costos mucho más elevados, sobre todo por el mecanismo de crédito de rendimiento".

Tal y como están las cosas, el informe calcula que el mecanismo de créditos de rendimiento podría aumentar los costos de la electricidad en la red de Texas en 460 millones de dólares al año. Los defensores de los créditos dicen que las compañías eléctricas podrían asumir parte de ese costo y no transferirlo en los consumidores. Otros señalan que los contribuyentes siempre acaban pagando la factura.

Tanto Lewin como Silverstein abogan por otras soluciones para la red estatal, como la mejora de las normas de eficiencia energética. Argumentan que algunas de las propuestas que figuran en el informe encargado por la PUC podrían bloquear innecesariamente el desarrollo de generadores de energía renovable con escaso impacto en la fiabilidad de la red.

En concreto, Lewin señala una parte del informe, en la página 74, que dice que algunos miembros de la Comisión de Servicios Públicos quieren excluir a los generadores de energía eólica y solar de la recepción de créditos de fiabilidad.

"El problema que creo que intentan resolver algunas de estas personas [en la PUC] es: "¿Cómo perjudicamos a las renovables?". dijo Lewin. "Están tratando de resolver el problema equivocado".

Traducido por Maria Arce

Mose Buchele focuses on energy and environmental reporting at KUT. Got a tip? Email him at mbuchele@kut.org. Follow him on Twitter @mosebuchele.