Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

¿Tienen los habitantes de Austin más probabilidades de ganar la lotería?

Powerball annuitized $1,000,000,000 jackpot on July 19.
Renee Dominguez
/
KUT
Si te toca un gran premio, es posible que te lleves a casa una suma históricamente enorme.

Read this story in English

La lotería ha acaparado muchos titulares últimamente.

Se calcula que el bote del sorteo de Powerball del miércoles alcanzará los 1,000 millones de dólares por tercera vez en la historia. Para el sorteo de Mega Millions del viernes por la noche, el bote se aproxima a unos 720 millones de dólares, también uno de los totales más altos jamás registrados.

A principios de mayo, un habitante anónimo de Austin ganó un millón de dólares con un boleto para raspar y el mes pasado, un residente de Dallas cobró 1,000,002 dólares tras comprar un boleto ganador de Mega Millions en una tienda del norte de Austin.

Todas estas noticias sobre botes históricamente enormes y afortunados ganadores locales pueden hacerte preguntarte: "¿Son mis probabilidades mejores de lo habitual?".

Las probabilidades aumentan

Los cambios introducidos en el sistema nacional de loterías en la última década, combinados con ajustes más recientes en las reglas de las loterías estatales, han hecho que sea mucho más difícil ganar la lotería, afirma Victor Matheson, profesor de economía en el College of the Holy Cross.

A nivel nacional, un cambio sustancial se produjo en 2013, cuando las probabilidades de ganar el bote de Mega Millions aumentaron de 1 entre 176 millones a 1 entre 259 millones con la idea de que produciría "botes más grandes y de crecimiento más rápido".

Dos años más tarde, las probabilidades de ganar el bote del Powerball cambiaron de forma similar, de 1 entre 175.2 millones a 1 entre 292.2 millones. Mientras que las probabilidades de ganar cualquier premio aumentaron de 1 entre 32 a 1 entre 25, la probabilidad de llevarse el premio mayor se redujo.

Esos ajustes han dado lugar a múltiples botes anunciados que superan los mil millones de dólares sólo en el último año. Como cada vez es más difícil conseguir un boleto ganador, los premios mayores no se reclaman y pasan a engrosar los botes del sorteo siguiente.

"Todo esto es posible porque las probabilidades son extremadamente altas. Y como se trata de loterías de ámbito nacional, mucha gente compra", afirma Matheson. "Cuando se da la combinación de que mucha gente contribuye al fondo común pero es muy difícil ganar, se obtienen estos botes gigantescos ocasionales".

Con el sorteo del lunes, una vez más sin ganadores del gran premio, el Powerball lleva 38 sorteos consecutivos -desde el 19 de abril- sin que nadie gane el bote mayor.

La sequía de botes continúa a pesar de que los tejanos tienen un mayor acceso a la lotería desde el lanzamiento en enero de una opción de compra de billetes de lotería por Internet.

Matheson dijo que esta nueva realidad -en la que se pueden utilizar computadoras para comprar números- añade un obstáculo potencial para los jugadores individuales de lotería. En el pasado, si un individuo o grupo intentaba "acaparar el mercado" comprando una gran parte de los boletos disponibles para cualquier sorteo, tenía que comprar físicamente decenas de millones de boletos individuales en un periodo de dos o tres días antes de un gran sorteo de lotería.

Ahora, advierte Matheson, los consorcios adinerados son más capaces de comprar boletos y aumentar sus probabilidades de llevarse el premio gordo.

"Si de alguna manera se pudiera averiguar cómo comprar todos y cada uno de los boletos, resulta que alrededor del 10% de todos los sorteos de lotería de Estados Unidos tendrían un valor esperado positivo", afirma Matheson, lo que significa que este tipo de inversión en la compra de boletos sería rentable con el tiempo. "Y la gente lo ha intentado. Pero el problema es que, históricamente, siempre ha sido muy difícil de averiguar".

Otro cambio llegó en agosto de 2021, cuando los juegos Powerball y Lotto Texas pasaron de dos sorteos semanales a tres.

"Con el juego, las probabilidades de juego, los premios y los costos para jugar cada juego sin cambios, esa modificación a tres sorteos semanales ha proporcionado a los jugadores más oportunidades de jugar por botes más grandes y de crecimiento más rápido", escribió el especialista en relaciones con los medios de la Comisión de Lotería de Texas Steve Helm en un correo electrónico a KUT.

La respuesta del cerebro a los botes gigantescos

Michael Robinson, profesor de psicología de la Universidad Concordia que estudia la adicción al juego, afirma que tener más oportunidades de jugar no significa necesariamente que haya más probabilidades de ganar.

El aumento de los botes no se debe a la mayor frecuencia de los sorteos. Ocurre porque la gente juega más.

A medida que los jugadores de lotería compran billetes, una parte de su dinero se acumula en la bolsa de premios de la lotería. Los sistemas varían de un estado a otro, pero en Texas, el 67.5% de los fondos de la lotería se destina al pago de premios, el 23.8% a la educación en Texas, el 5.3% a la compensación de los vendedores y el 3.4% restante a las tasas de administración de la lotería y otros programas estatales, según el sitio web de la Comisión de Lotería de Texas.

A pesar de las diferentes formas en que se mueven los ingresos de la lotería, cuantos más sorteos se celebren sin que haya un ganador, más dinero se acumula en la bolsa de premios.

"En una lotería, es muy obvio que cualquiera que sea el premio gordo se basa fundamentalmente en que todo el mundo juegue", dice Robinson.

Psicológicamente, sin embargo, no importa tanto cómo se acumule el bote. Sólo sabemos que el gran premio está ahí. Y que, técnicamente, tenemos una oportunidad.

"Cuanto mayores son las cifras de lo que se puede ganar, más atractivo resulta y más tenderá la gente a pensar que sus posibilidades son mayores", dice Robinson, "por muy totalmente irracional que sea".

En otras palabras, las probabilidades de llevarse el premio gordo se han reducido considerablemente. Pero Robinson dice que los seres humanos no tienden a sopesar esa disminución de la probabilidad de ganar con la misma fuerza que los aumentos de los premios mayores.

"Parte de esto tiene que ver con el hecho de que, como humanos, somos pésimos evaluando probabilidades más allá de las muy simples", dice Robinson.

"Entendemos el 50% o el 25%. Pero una posibilidad entre seis millones es inimaginable para nuestro cerebro".

Si lo pensamos de otro modo, dado que hay tres sorteos semanales, eso significa que podrían pasar decenas de miles de años hasta que te tocara tu "turno", es decir, el momento en el que tendrías una probabilidad estadística de ganar el premio gordo de la lotería. Y Robinson dice que ni siquiera hay garantías de que una persona determinada gane con tantos intentos.

"Nuestro cerebro está muy predispuesto a pensar lo mejor", afirma Robinson.

Los seres humanos tienden a sobrestimar las posibilidades de que las cosas les salgan mejor a ellos personalmente que a los demás. Esta mentalidad puede tener un enorme valor para la supervivencia, afirma Robinson, pero no siempre resulta así en la práctica.

"Si es 50-50, entonces pensamos: 'Probablemente voy a ganar'", dice Robinson riendo. "Probablemente vas a ganar y probablemente no, y esas dos son iguales".

Lo que dicen los números

Las cifras oficiales del Portal de Datos Abiertos de Texasmuestran que desde que la Lotería de Texas pasó de dos a tres sorteos semanales, los habitantes de Austin han ganado premios millonarios con más frecuencia.

Se trata de una muestra relativamente pequeña, dado que el cambio a tres sorteos semanales sólo entró en vigor hace 23 meses. Pero en los casi dos años transcurridos desde entonces, seis residentes diferentes de Austin han ganado premios de lotería de exactamente 1 millón de dólares, y un séptimo ganador en ese lapso reclamó un premio de 5 millones de dólares. Eso supone unos 3,5 ganadores de un millón de dólares al año, que se llevan una media de 1.6 millones de dólares en premios.

Entre noviembre de 1992 (el primer mes en que se recopilaron datos de ganadores de lotería en el Portal de Datos Abiertos de Texas) y julio de 2021, se distribuyeron 38 premios de al menos 1 millón de dólares entre residentes de Austin. Eso equivaldría a un promedio de aproximadamente 1.3 residentes de Austin por año que ganaron premios de lotería de al menos $1 millón.

¿Y lo mejor? El promedio de esos 38 premios es de 9.8 millones de dólares cada uno. Aunque, desde los recientes cambios en las reglas de la Lotería de Texas, no hemos sido testigos de ningún pago de premios locales que se acerque remotamente al monstruoso bote de 127 millones de dólares que se llevó el ganador de Austin TL Management Trust en 2015.

Solo una vez un residente de Austin ganó más de $1 millón desde el aumento de 2021 en los sorteos semanales. Hubo 27 habitantes de Austinque ganaron premios de más de 1 millón de dólares en las tres décadas anteriores. Era prácticamente un acontecimiento anual.

Matheson dijo que considerando las probabilidades aún más astronómicas de ganar la lotería, una respuesta es simplemente no jugar en absoluto.

"Pero, sabes, 2 dólares es un precio bastante bajo para soñar con lo que harías con mil millones de dólares", dijo. "Mientras lo compres por el sueño y no lo compres pensando que realmente vas a salir ganando en esto, entonces probablemente sea un pasatiempo inofensivo".

Se puede llamar a la Línea Nacional de Ayuda contra el Juego Problemático por teléfono al 1-800-GAMBLER, por chat a www.1800gamblerchat.org o por SMS al 800GAM.

Related Content