Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

A medida que la ola de ómicron disminuye, líderes de salud de Austin impulsan el refuerzo de la vacuna para prevenir nuevos brotes

People wait in line at a drive-thru COVID-19 clinic at the Long Center in Austin on Dec. 27.
Gabriel C. Pérez
/
KUT
Personas hacen fila en sus carros en un centro de pruebas de COVID-19 en el Long Center de Austin el 27 de diciembre.

Read this story in English

Mientras que la comunidad puede estar al otro lado de la oleada de omicron, todavía es importante que la gente se vacune y reciba sus dosis de refuerzo para estar preparados para lo que viene, dijeron los líderes de Salud Pública de Austin este viernes.

El Dr. Desmar Walkes, de la Autoridad Sanitaria de Austin - Condado de Travis, dijo que la oleada "devastó" a la comunidad con más infecciones en poblaciones vulnerables, niños y personas mayores. En las últimas dos semanas, 66 personas con coronavirus murieron en el condado de Travis.

"Omicron puede haber causado una enfermedad más leve en muchas personas, pero corrió por nuestra comunidad como un incendio", dijo Walkes en una conferencia de prensa. "Llegó a las personas vulnerables -aquellas con presión arterial alta, diabetes, enfermedades pulmonares o cáncer- rápidamente. Y llegó velozmente a los que no están vacunados".

Aunque la comunidad puede estar acercándose a la inmunidad de rebaño, dijo Walkes, las personas que han sido vacunadas todavía necesitan un refuerzo. Alrededor del 72% de los mayores de 5 años que cumplen con los requisitos para recibir una vacuna han sido vacunados, pero sólo alrededor del 30% han recibido un refuerzo. Las vacunas de refuerzo se recomiendan cinco meses después de la vacuna de mRNA de Pfizer o Moderna y dos meses después de la vacuna de Johnson & Johnson.

Cassandra DeLeon, jefa administrativa de la División de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud de Salud Pública de Austin (APH, por sus siglas en inglés), dijo que mantenerse al día con las vacunas es importante para prevenir brotes, sobrecargas y abrumar al sistema hospitalario con casos de COVID-19.

"A final de cuentas, ayuda a proteger a las poblaciones vulnerables de alto riesgo y a las poblaciones que no pueden vacunarse porque aún no están recomendadas, como los más jóvenes... o las poblaciones que no pueden vacunarse por un sinfín de razones", dijo DeLeon.

También dijo que los niños de 5 a 11 años como grupo estaban subvacunados, con sólo el 32% de ellos totalmente inoculados. DeLeon dijo que APH está trabajando con los médicos para ayudar a proporcionar a los padres información sobre los riesgos y beneficios de la vacunación.

La epidemióloga jefe de APH, Janet Pichette, dijo que el departamento está trabajando en la actualización de su tablero de COVID-19 para alinearse con otras agencias y proporcionar información para informar mejor a la comunidad. Los nuevos casos parecían haber aumentado a principios de este mes debido a una acumulación de datos que se introdujeron a través de un sistema automatizado.

Walkes dijo que APH podría pasar a la Etapa 4 de las directrices de riesgo del departamento de salud en 10 días, pero dependería de que más personas se vacunaran y usaran mascarillas mientras estuvieran en espacios públicos cerrados.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content