Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Los estudiantes de la UT tienen dificultades para llegar al campus, por fallas el app de CapMetro y la escasez de choferes provocan retrasos en los autobuses

A CapMetro bus stop and sign for Routes 411 and 670, the UT shuttle
Patricia Lim
/
KUT
Los retrasos del autobús de la Universidad de Texas han causado problemas a los estudiantes que viven en Riverside.

Read this story in English

Algunos estudiantes de la Universidad de Texas (UT) que viven en Riverside no pudieron llegar a clase en la última semana debido a los retrasos en el servicio de transporte de Capital Metro.

Mientras que muchos estudiantes de la UT viven en el West Campus y pueden ir andando a clase, Riverside ofrece una vía de escape a los crecientes costos de vida para muchos estudiantes de bajos ingresos, que a menudo son personas de color. Pero a cambio, estos estudiantes tienen que encontrar un camino al campus, y muchos dependen del servicio de transporte gratuito.

El servicio ofrece tres rutas a Riverside: 670, 671 y 672. El martes, el app de CapMetro mostró que la 670 fue cancelada toda la mañana.

Dottie Watkins, directora de operaciones de CapMetro, dijo que había un fallo en la aplicación y que la 670 seguía funcionando, aunque los autobuses llegaban una vez por hora en lugar de cada 15 a 20 minutos habituales.

También señaló a la escasez de mano de obra actual como parte de la razón por la que los autobuses se han retrasado cuando las clases volvieron a ser presenciales este mes. Watkins dijo que CapMetro ha aumentado la paga para atraer a nuevos empleados y que unos 60 choferes están en este momento en capacitación.

Mariah Sánchez, una estudiante que vive en Riverside y depende del 670, publicó sobre los retrasos de los autobuses el lunes pasado. Sus mensajes se convirtieron en un movimiento de estudiantes de la zona que exigen una mayor equidad por parte de la UT y CapMetro. Los retrasos han causado a Sánchez mucha ansiedad y han dificultado la planificación de sus días en el campus.

"Si perdemos el autobús, nos penalizan y nuestras notas se afectan por ello", dijo. "Y es simplemente una discriminación porque no depende de nosotros, no estamos tomando estas decisiones de manera consciente. Nos afectan las decisiones de la universidad, de la ciudad, y se espera que llevemos esa carga".

Sánchez dijo que los estudiantes piden indulgencia a los profesores con la asistencia obligatoria, que los profesores graben las clases y que la UT renegocie con CapMetro. Dijo que el grupo se reuniría el fin de semana pasado para hacer un taller sobre sus demandas. Algunos de los miembros planeaban expresar sus preocupaciones en la Comisión de Estudiantes Universitarios.

"Estoy específicamente cansada de que las personas de bajos ingresos y a menudo de color en la universidad no tengan el mismo acceso a los recursos que nuestros compañeros blancos más ricos", dijo Sánchez. "Siento que hay una completa falta de apoyo a la gente que vive en Riverside", agregó.

Watkins dijo que no estaba segura de si el área de Riverside se ha visto desproporcionadamente afectada en comparación con otras áreas de la ciudad. Añadió que los fallos del martes reflejaban un "servicio realmente pobre" y que CapMetro ha estado trabajando para solucionarlos y ha pedido disculpas a los pasajeros afectados.

"Cometimos un error y sabemos que impactó en sus vidas", dijo Watkins. "Sabemos que tenemos que hacerlo mejor, y ya hemos tomado medidas para asegurarnos de hacerlo mejor en el futuro", prometió.

En una respuesta escrita, la UT señaló un anuncio del 11 de enero de la Vicepresidenta Ejecutiva y decana Sharon Wood que pedía al profesorado que proporcionara "adaptaciones flexibles" a los estudiantes cuando se reanudaran las clases. Eliska Padilla, gerente de asuntos y comunicación, dijo que la universidad se está comunicando con CapMetro sobre los retrasos y que la UT entiende el "impacto" que los atrasos están teniendo en los viajes de los estudiantes.

Aunque la coalición de estudiantes está presionando para que el transporte sea más fiable, no quieren que termine ahí. El grupo instaló mesas en el campus la semana pasada para hablar con los residentes de Riverside y recoger datos sobre los diferentes problemas que les afectan.

"Mucha gente en nuestra encuesta dijo que se sentía aislada de la vida estudiantil", dijo Sánchez. "Sólo espero que este movimiento reúna a la gente y podamos abogar juntos durante un largo periodo de tiempo".

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Related Content