Reliably Austin
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations

¿Qué fue lo que le ocurrió a Joshua Wright?

People holding hands walk through a crowd with cameras
Courtesy of Mano Amiga
Beverly Wright (centro) se toma de la mano con su nieta y su abogado de derechos civiles, Ben Crump, mientras pasan junto a los medios de comunicación en una conferencia de prensa en enero. Joshua, el hijo de Wright, murió a manos de un oficial correccional en diciembre.

Read this story in English

Kyle es un pequeño suburbio de Texas al sur de Austin, así que cuando se empezó a hablar de un tiroteo en un hospital local en el que estaban implicados un oficial de prisiones y un preso de la cárcel del condado, la noticia corrió rápidamente.

Joshua Wright, de 36 años, estaba detenido, con antelación al juicio, acusado de uso no autorizado de un vehículo de motor. Estaba recibiendo tratamiento médico el 12 de diciembre cuando un funcionario de prisiones del condado de Hays le disparó y lo mató.

Isaiah García dijo que disparó a Wright en defensa propia. La oficina del sheriff emitió un comunicado diciendo que Wright había agredido a García, intentó escapar de la custodia y corrió a través de la sala de emergencias.

Pero el abogado de la familia, Chevo Pastrano, dijo que una autopsia solicitada por la familia cuenta una historia diferente.

A photo of a man smiling
Courtesy of the Wright family
Joshua Wright, de 36 años, fue abatido a tiros por un oficial correccional del condado de Hays cuando se encontraba en el hospital recibiendo tratamiento médico.

Pastrano dijo que la autopsia mostró que Wright tenía los tobillos encadenados y que le dispararon al menos seis veces por detrás. Una de las balas, dijo, probablemente paralizó a Wright, sin embargo, el oficial continuó disparándole.

KUT no pudo obtener una copia de la autopsia.

La familia de Wright cuestionó por qué alguien tendría que usar la fuerza letal contra Joshua, a quien describieron como un "gran oso de peluche".

"Luchaba con muchas cosas. No era perfecto, pero era mi hijo", declaró Beverly Wright en una rueda de prensa en enero.

La familia lanzó una campaña con defensores locales y el abogado de derechos civiles Ben Crump, de renombre nacional, para conseguir que se difundieran las grabaciones de la cámara corporal del oficial correccional.

"Si fue culpa suya, puedo aceptarlo, pero muéstrennos el vídeo", dijo su madre.

Crump -que ha representado a las familias de Ahmaud Arbery, Breonna Taylor y George Floyd- afirma que el uso excesivo de la fuerza por parte de los oficiales es un problema nacional sistémico.

"¿Por qué está bien disparar a negros y morenos por la espalda, pero se puede hacer una pausa y utilizar el entrenamiento y la desescalada cuando se trata de una persona blanca que huye?", dijo en la conferencia de prensa de enero. "No les disparas por la espalda, ni siquiera cuando están asaltando el Capitolio".

La hermana mayor de Wright, Adrian, dijo a KUT que se sorprendió al saber que García volvió a trabajar unas semanas después de matar a su hermano.

"La gente está perdiendo a sus familiares de maneras tan excesivas y horribles", dijo. "Y luego no hay nada".

Una familia privada se hace pública

Poco después de la muerte de Joshua, Adrian empezó a escuchar una versión diferente de lo sucedido. Después de todo, dijo, había más de 30 testigos.

"La gente conoce a la gente", dice. "Ya estábamos recibiendo estas versiones de 'No, eso no es lo que pasó'. Josh no estaba haciendo lo que decían que estaba haciendo'".

"Si fue mi hermano el agresor, muéstrennos que él fue el agresor. Muéstranos que merecía morir de esa manera".

Adrian Wright, hermana mayor de Joshua

Adrian dijo que se sentía frustrada por la falta de comunicación por parte de la oficina del sheriff y la imagen perturbadora que se pintaba de su hermano, incluyendo alegaciones de que trató de agarrar un arma.

"Mi hermano era muy joven", dijo Adrian. "Estaba lleno de vida, era una gran persona ... y todavía estaba tratando de averiguar su propósito en este mundo".

Adrian dijo que ser el centro de atención ha sido difícil de manejar, entre la organización de marchas, protestas y conferencias de prensa.

"Éramos una familia bastante reservada, gente muy trabajadora", explica. "Íbamos a trabajar, volvíamos a casa y sobrevivíamos en este mundo, ¿sabes? Y entonces ocurre esto".

La familia se planteó hacer pública su historia y hablar sobre la muerte de Joshua. Cuando buscas respuestas, dijo Adrian, tienes que exponerte para obtener la ayuda que necesitas.

La familia se ha apoyado en su fe y en los demás para superar este difícil momento, especialmente mientras ayudan a mantener a la hija de Joshua, de 13 años. Adrian dijo que lidiar contra una lucha que va más allá de Joshua ha sido duro, pero que ha sido aún más difícil encontrar tiempo para llorar.

"Viene en oleadas", dijo. "Cuando estoy pensando en mi hermano y lo especial que era para nosotros ... y ni siquiera sé cómo fueron sus últimos momentos".

Adrian cree que su familia no tendrá paz hasta que las autoridades revelen lo ocurrido. Seguramente, dijo, la grabación de la cámara corporal del agente podría arrojar algo de luz sobre la muerte de Joshua.

"Si fue mi hermano el agresor, muéstrennos que él fue el agresor", dijo Adrian. "Demuéstrennos que merecía morir de esa manera".

Oficial acusado

Un día después del tiroteo, el juez del condado de Hays, Rubén Becerra, pidió a la oficina del sheriff que hiciera públicas todas las grabaciones del incidente en un plazo de 10 días. Dijo que aclararía las versiones divergentes de los testigos y ayudaría a recuperar la confianza del público.

La oficina del sheriff no siguió su consejo.

Pero un gran jurado pudo ver las pruebas de vídeo y acusó a García la semana pasada. Fue acusado de conducta mortal, un delito grave de tercer grado que podría dar lugar a dos a 10 años de prisión y una multa de hasta 10,000 dólares.

En un comunicado hecho público el lunes, la familia afirmó sentirse aliviada.

García se entregó a las autoridades y fue puesto en libertad bajo fianza de 20,000 dólares. El sheriff del condado de Hays, Gary Cutler, dijo que ya no trabaja en su oficina.

La oficina del fiscal dijo que el video de la cámara corporal de la muerte de Joshua no se dará a conocer públicamente hasta el juicio de García. En este momento, no está claro si la familia ha visto las imágenes.

Crump y Pastrano emitieron un comunicado el lunes diciendo que seguirán apoyando a la familia Wright a través del proceso legal.

“Es crucial que cuando los oficiales actúen de forma violenta y en contra del protocolo, ellos y los departamentos que los entrenan sean considerados responsables de sus actos para garantizar que estos asesinatos dejen de producirse”, dijo Crump.

If you found this reporting valuable, please consider making a donation to support it. Your gift pays for everything you find on KUT.org. Thanks for donating today.

Maya Fawaz is KUT's Hays County reporter. Got a tip? Email her at mfawaz@kut.org. Follow her on Twitter @mayagfawaz.
Related Content