Austin's NPR Station
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
En Español

Solo Quedan Dos Camas Disponibles Para Cuidados Intensivos En El Área De Austin

Un hospital.
Spencer Selvidge
/
KUT
Los hospitales del área de Austin se están quedando sin capacidad para atender pacientes en las unidades de cuidados intensivos.

Read this story in English

Los pacientes que requieren ser hospitalizados a causa del COVID siguen aumentando, pero las unidades de cuidados intensivos en el área de Austin se están quedando sin espacio.

Austin es parte del Área de Servicio de Traumatología O, la cual abarca una región de 11 condados con 2.3 millones de residentes. El lunes, habían seis camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos de esta región. Ahora quedan dos, dijo la Dra. Desmar Walkes, la autoridad de salud de Austin y el condado de Travis durante una reunión de los comisionados del condado de Travis y los concejales de la ciudad de Austin el martes por la mañana.

Las hospitalizaciones de COVID-19 conforman el 14.53% de toda la capacidad disponible en los hospitales de la región.

“Hay personas que están esperando camas en las salas de emergencia porque no tenemos suficiente personal para expandir nuestra capacidad en las unidades de cuidados intensivos”, dijo Walker. “Este es un fenómeno que ha ocurrido porque hemos tenido personas trabajando en responder a la pandemia por 19 meses ahora y algunos se han retirado y otros han avanzado a diferentes carreras”.

Dijo que los bajos niveles de personal son un problema no solo localmente sino también en todo Texas y el resto del país. Transferir pacientes entre las diferentes regiones de servicio de traumatología era posible antes, pero ahora con los casos de COVID-19 tan altos, es difícil — sino es que imposible — hacerlo. Es por eso que el departamento de salud pública de Austin le está suplicando a los residentes del área que ayuden a prevenir los contagios.

Walkes dijo que era vital cumplir con las recomendaciones de salud actuales.

“El cumplimiento incluye usar cubrebocas, vacunarse, quedarse en casa y solo salir por cosas esenciales”, agregó.

Walkes dijo que los hospitales están haciendo todo lo posible para aumentar su capacidad. Algunos han pospuesto las cirugías opcionales y reasignando a su personal para ayudar a balancear la carga de pacientes.

Walkes añadió que es posible abrir un sitio alternativo de cuidado, como lo hicieron las autoridades el año pasado en el Centro de Convenciones de Austin, pero cuestionó si tendrían el personal para operarlo.

“Así que ahorita estamos tratando de apoyar a nuestros hospitales y su capacidad de responder a la alza [de casos] que estamos experimentando”, dijo Walkes.

Actualmente, la mayoría de los pacientes de COVID-19 en el área de Austin no se han vacunado. Entre el 26 de julio y el 8 de agosto, más de 80% de los pacientes con COVID-19 no se habían vacunado, según datos del departamento de salud pública de Austin.

Las autoridades de salud dicen que alrededor del 55% de los residentes del condado de Travis se han vacunado completamente. Las vacunas disponibles contra el COVID-19 no han sido autorizadas para ser administradas a los niños menores de 11 años. Datos estatales muestran que el 64% de los residentes del condado de Travis de 12 años en adelante han sido completamente vacunados.

El reciente aumento en casos ha sido propiciado por la variante delta, la cual ha resultado ser más contagiosa que la versión original del COVID-19. Walkes dice que esta variante tiene una carga viral en la fase presintomática mucho más alta, lo que significa que las personas con el virus podrían estar contagiando a otros mucho antes de que se den cuenta que están enfermos.

“Es por esto que le estamos pidiendo a las personas que usen máscaras, estén vacunados o no”, dijo Walkes.

El Distrito Escolar Independiente de Austin dijo el lunes que requerirá que se usen cubrebocas dentro de las escuelas este otoño, desafiando así una orden ejecutiva del gobernador Greg Abbott. Walkes dijo que usar cubrebocas será particularmente importante en las escuelas para combatir la variante delta, la cual no existía el año pasado.

“Tanto los niños que sean identificados como casos positivos como sus contactos cercanos son importantes porque esos contactos cercanos, si no son identificados y aislados, podrían estar cargando el virus y no saber que están enfermos”, dijo.

Treinta y cuatro personas de 18 años o menos fueron admitidas con COVID-19 a los hospitales de la región durante el mes de julio, incluyendo 12 que estuvieron en cuidados intensivos. Esa cifra representa un aumento desde el mes pasado cuando 11 personas de 18 años o menos fueron hospitalizadas con COVID-19; solo una de ellas estuvo en cuidados intensivos.

¿Tienes un tip noticioso que quieras compartir? Envíale un correo electrónico a Marisa Charpentier. También puedes seguirla en Twitter en @marisacharp.

Si has encontrado valioso el reportaje anterior, por favor considera hacer una donación. Tu aportación paga todo lo que encuentres en KUT.org. Gracias por donar hoy.

Las traducciones de contenido selecto de KUT son posibles gracias al apoyo financiero de Texas Mutual Insurance Company, un proveedor de compensación de trabajadores.

Traducido por Alejandro Martínez-Cabrera.

Related Content